Comparativa de convertibles 2 en 1

Windows 8 y posteriormente Windows 10 nos trajeron los denominados ordenadores personales convertibles, siendo estos unos ordenadores que nos permiten trabajar bajo diferentes formas ergonómicas.

Por ejemplo, un PC convertible nos permite utilizarlos como si de un ordenador portátil tradicional se tratase, esto es con su teclado y escribiendo largos textos. Pero también el convertible nos permite darle un uso más ocasional bajo el formato de tablet. ¿Cómo? ¡Fácil! desprendiendo su teclado de los anclajes, o inclusive, dependiendo del modelo rotando la pantalla 360º obteniendo así una superficie de trabajo plana y una gran pantalla táctil en el que por ejemplo te puedes llevar el dispositivo hasta la cama para poder ver ese último episodio de tu serie favorita momentos antes de caer dormido.

¿No es fántástico?

La verdad sí, y bien se podrían llamar ordenadores flexibles pues permiten trabajar en muchas posiciones.

Un análisis de convertibles real

En este artículo/análisis no pretendemos realizar un exhaustivo análisis técnico de todos los 2 en 1 del mercado, ni mucho menos, tan sólo pretendemos reseñar de forma práctica algunos de los convertibles con los que hemos convivido durante algún tiempo dándoles un uso real y que pueden ser un claro representante de la mayoría de convertibles existentes en el mercado, o al menos de los tipos genéricos en cuanto a opciones a los que puedes optar.

Esta convivencia con estos convertible nos permite responder con fundamento ante la pregunta ¿Son recomendables? Sobretodo para aquellos que presentan dudas del tipo: Ahora que tengo que actualizar mi portátil, ¿Qué compro, un tablet avanzado, un convertible, o me compro un portátil nuevo? La respuesta es la temida e inconcreta “depende”,ya que aquí hay que valorar diversos factores que te contamos a continuación, y como en casi toda elección personal, la respuesta sólo la tienes tú, así que veamos alguno de esos factores a continuación.

Si tan sólo navegas por la web, respondes emails y juegas alguna partida a juegos casuales está claro que puedes prescindir de un portátil e ir a por un tablet, y aquí podrás elegir entre Android o iOS sin miedo a equivocarte. El primero es más económico y el software quizá algo menos pulido, no me refiero al sistema operativo si no a los programas que puedes encontrar en su tienda para instalar en el tablet, en cambio los que usan iOS, es decir los Apple disponen de un software por lo general más cuidado ya que para que un programador pueda vender a través de su tienda debe pagar unas cuotas y pasan un mayor número de controles de calidad.

Por el contrario si quieres hacer algo más que navegar y consumir contenidos, por ejemplo instalar esto o aquello, mejor opta por un convertible con un sistema operativo de ordenador, te aportará soluciones para ambos mundos, eso sí, cuanto más nos acerquemos al concepto ordenador portátil más perderemos la esencia de tablet pues crecerán en tamaño y por consiguiente en peso con lo que perderemos en manejo, ganaremos en potencia bruta pero también en consumo de bateria y por tanto mermaremos la duración.

El tamaño óptimo como convertible estaría ubicado en las 10,5 pulgadas, ya al maxímo de tamaño como tableta y el mínimo como portátil.

Empezaremos con un equipo que cumple nuestros requerimientos perfectos para ser el convertible perfecto, un 2 en 1 del fabricante HP, un convertible con teclado físico de bajo coste y alta portabilidad que he elegido de entre todas las opciones por su acabado estético ya que en esa franja de precios casi todos cuentan con el mismo hardware y ojo, muchos de ellos aún incorporan la generación anterior de procesadores Atom los Z3735F que sin ser muy inferiores a los Z8300 están algo más limitados, y quizá si que se calientan algo más.

Continuaremos por  un convertible chino, el famoso Voyo V3 en su versión más alta actualmente, la que incorpora un procesador Intel M3-6Y30

Finalizaremos la gama alta de Microsoft, los Microsoft Surface, que en mi caso ha sido el Surface Pro 3 que ha sido un equipo con el que he convivido diurante mucho tiempo y que puede llegar a ser sustituido por el Voyo V3

HP Pavilion X2

De entre otras ofertas actuales similares en cuanto a dispositivos convertibles destaca por encima del resto en este modelo los 64Gb. de almacenamiento, ya que, muchos convertibles bajo Windows 10 incorporan erróneamente sólo 32Gb. Aún contando con 64 Gb. hay que tener presente que se nos pueden quedar cortos porque no son lo mismo 64 Gb. para Windows 10 que es el sistema operativo que utiliza este convertible que para otros dispositivos basados en Android e incluso Apple iOS.

Windows 10, el sistema operativo incluido en el portátil analizado, es mucho más completo que Android o iOS y por eso ocupa más espacio de almacenamiento dejando los 64Gb. en poco más de 40 Gb. disponibles para el usuario. Si bien cuenta con una ranura para la inserción de tarjetas Micro SD que nos permitirá ampliar el convertible añadiendo hasta 128 Gb. más de capacidad por poco más de 30 euros que es lo que cuestan en la actualidad las memorias MicroSD con 128 Gb. Señalo en este punto que dicha ampliación se verá en el sistema como un segundo disco duro no uniéndose la capacidad al disco principal, lo que puede llegar a resultar en ocasiones un hándicap para tareas como grandes actualizaciones del sistema operativo. También cabe destacar que la velocidad de lectura y escritura de las tarjetas MicroSD es bastante inferior a la de cualquier almacenamiento eMMC o SSD.

Para valorar este dispositivo convertible en su justa medida ten presente que realmente Windows 10 es mucho más capaz que Android e iOS. Si bien para muchos usuarios no es necesario en su día a día la complejidad de un Windows 10 para contestar emails, leer el periódico y navegar un poco por la red, contar con un sistema operativo como Windows 10 nos permitirá en un momento dado hacer mucho más, como instalar programas de retoque fotográfico avanzado, realizar edición de vídeo, proceso de texto, bases de datos, programas de facturación y mucho más que un sistema Android.

El uso de este convertible me ha producido muy agradables sorpresas, desde su acabado, en mi caso en un preciosista color blanco con un tenue efecto nacarado, pasando por la fiabilidad de su teclado, con teclas más pequeñas de lo habitual pero al que no me ha costado absolutamente nada adaptarme, bueno a lo sumo 10 segundos. Sobre los acabados, decirte que también existe en un atractivo color rojo, ideal para jóvenes o para los más atrevidos.

Destaco también su excelente sonido teniendo siempre en cuenta el escaso grosor del dispositivo que incidirá en que no tenga una excesiva caja de resonancia y por consecuencia pecará de ausencia de tonos graves. Si embargo cuenta con sendos altavoces frontales firmados por el mismísimo Bang & Olufsen, todo un referente en la alta fidelidad. En contrapunto la configuración que se nos ofrece de los mismos se nos antoja no obstante algo pobre, dispondrás de control de volumen y nada más, ni modos de ecualización preconfigurados ni posibilidad de ecualización manual ni ningún otro alarde en cuanto los ajustes disponibles, muy lejos de los paneles de control que la propia HP montaba en sus dispositivos con sistema de sonidos firmados por Beats, o inclusive los Asus que cuentan con Harman/Kardon.

Vamos ahora a dar un punto de vista, nunca mejor dicho sobre la pantalla. La calidad de la pantalla es algo justa, pues su escasa resolución de 1280 x 800 (WXGA) ya deja notarse en tamaños de 10’1 pulgadas. Toda la circuitería del ordenador reside en la pantalla por ello notaremos que pesa bastante más de lo habitual teniendo en cuenta su medida y siempre comparándola con portátiles normales donde la electrónica se encuentra por norma general bajo el teclado del dispositivo. El tablet no se calienta en absoluto, prácticamente inapreciable tras un par de horas de trabajo y navegación por internet. No dispone de ventiladores por lo que no generará los molestos ruidos que a veces producen estos sistema de ventilación.

Como tablet funciona a las mil maravillas, no es el más ligero pero dispone de un excelente sonido, no se calienta y el tamaño es idóneo como tablet. Su pantalla táctil responde a las mil maravillas pero ojo, a diferencia del resto de convertibles analizados en este artículo no es compatible con stylus, es decir no podemos dibujar con un lápiz especial sobre la pantalla, tan sólo con el dedo lo que lo invalida totalmente para ser utilizado como tableta digitalizadora o sistema de dibujo, cosa que si te permiten los otros dispositivos analizados.

El arranque del dispositivo una vez con Windows 10 correctamente configurado, ualizado así como algunas de las aplicaciones más comunes instaladas es de algo menos de 15 segundos, tiempo que no está nada mal para tratarse de una memoria eMMC que suelen ser siempre sensiblemente más lentas que las memorias SSD, malamente denominadas discos donde los tiempos de arranque son entre 8 y 9 segundos, aunque a fin de cuentas estas pequeñas diferencias de tiempo que se cuentan en pocos segundos para mi ya han dejado de tener significado; atrás quedan los tiempos de arranque superiores al minuto.

La conectividad es correcta disponiendo de un puerto USB Type C desde el que se carga el dispositivo además de poderse conectar cuando no está cargando periféricos USB con este tipo de conector. También nos provee de un conector USB 3.0 de alta velocidad totalmente estandard una conexión micro HDMI que nos permitirá conectar nuestro convertible a cualquier pantalla siempre y cuando dispongamos del cable adecuado MicroHDMi a HDMi o un adaptador.

El teclado se desacopla de la pantalla para convertirlo en cable de forma directa, es decir no hay que pulsar ningún palanca que libere, tiene un toque magnético que los une fuertemente. Si bien el teclado tras dos o tres horas de uso parece que nos fatiga algo las manos y su pantalla, algo pequeña nos hace que nos inclinemos quizá demasiado durante el dispositivo, no es un equipo con el que estar trabajando toda una mañana desde luego, si lo hacemos probablemente acabaremos con un molesto dolor de espalda.

El touchpad funciona mucho mejor de lo esperado para este tipo de dispositivos de relativo bajo coste, sin lugar a dudas muy superior a la media y un tamaño correcto para el tamaño global del dispositivo.

La duración de la batería es media, el fabricante promete hasta casi 10 horas de duración si bien nosotros creemos que a lo sumo llegará a las 6-7 horas de funcionamiento prolongado, no podemos asegurarlo pues no hemos podido realizar una prueba real y en este artículo queremos huir de test sintéticos como en otros tantos blogs, nosotros te damos una apreciación real basada en nuestro uso.

El rendimiento de este equipo será correcto para la mayoría de mortales que pretenden utilizar este tablet ordenador para navegar por internet, ver series, leer prensa, responder email, etc. En mi uso, como profesional se queda algo corto pues tengo la necesidad de trabajar con más de un navegador abierto y multitud de pestañas en cada uno de ellos, el equipo resiente el hecho de que tan sólo disponga de 2Gb. de Ram. Tras utilizar dicho convertible para redactar gran parte de este artículo utilicé mi portátil más portátil, uno de 11,6″ con un procesador antiguo, un Intel Celeron 2940 de cuatro núcleos equipado con 4Gb. de memoria RAM y tengo que confesar que mi viejo equipo se mostraba de forma bastante apreciable más rápido que el bonito HP Pavillion x2

Sin lugar a dudas si este mismo equipo contase con 4Gb. de memoria RAM y una capacidad en su disco interno de 128Gb sería mi segundo o tercer equipo perfecto, bonito, muy portátil, con una gran duración de batería y totalmente capaz.

Convertible chino Voyo V3

Una copia de los reconocidos Lenovo Yoga, se trata de un convertible cuya pantalla no se puede separar del teclado pero que gracias a que este permite que la pantalla sea rotada hasta casi los 360º deja el dispositivo totalmente plano para poder utilizarlo como si se tratase de una tablet, aunque con un grosor que suma el grosor de la pantalla y el del propio teclado.

El portátil es elegante, mi versión es la gris mate, parecida someramente a la de los nuevos MacBook Pro con color “Space grey”, los obscuros. Su tamaño es el justo sus marcos son estrechos tanto en la pantalla como en el teclado, a lo sumo se podrían reducir escasos 4 centímetros, 2 por cada lado. Cerrado se aprecia muy delgado, aunque es bastante pesado, pero recordemos que estamos ante una pantalla de 13,3″, rota completamente 360º

La calidad de la pantalla es muy alta, aunque presenta algunos malos acabados que sólo se aprecian mirando la pantalla desde una posición muy forzada lateralmente. Dicha pantalla cuenta con un acabado bastante mate, la resolución de FullHD es más que suficiente para este tamaño de pantalla, incluso se debe de utilizar la ampliación al 125% que ofrece Windows 10 para poder trabajar cómodamente. Sus sistema de anclaje que le confiere la capacidad de rotación hace que la pantalla cimbree un poco en el momento que cogemos gran velocidad tecleando, eso no es una pega, aparentemente ahora con un equipo con muy poco uso, pero ¿qué sucederá cuando se debilite la fuerza de ambas? Una incognita.

El teclado es un teclado sin retroiluminación, cuenta con distribución americana y deberás hacerte sí o sí con unas etiquetas adhesivas que dan bastante el pego para poder disfrutar de teclas como la ñ o la inclusión de acentos. Os dejo un enlace a Amazon para que podáis adquirir dichas etiquetas a continuación. Aviso a programadores, la cómoda tecla con los símbolos de mayor y menor que tanto se utiliza para estos menesteres y que está tradicionalmente ubicada al lado de la tecla z no está, la encontrarás justo al otro lado. El tacto, tamaño de las teclas y movimiento de las mismas así como la sensación global del teclado es mucho mejor de la esperada. Incorpora un aparentemente innecesario botón que resulta obligado debido a la carencia de automatismos para poder desconectar el teclado y el touchpad cuando lo tenemos en formato tablet, a diferencia del Microsoft Surface que carece de este botón porque los desconecta de forma automática al rotar el teclado.

El rendimiento, con su procesador Intel m3-6Y30 y los 4Gb. de memoria RAM (no ampliables) que equipa está francamente bien, ojo que hay una versión el Voyo V3 inferior con procesadores Intel Atom Z8300 sensiblemente inferiores a nivel prestacional. Los procesadores “m” de Intel son la antesala de los core i3. Inclusive un m3 de sexta generación puede superar ampliamente a un core i3 de cuarta generación y todo ello con una frecuencia de trabajo de 0.9 GHz. con capacidad de turbo de hasta 1,51 GHz.

El dispositivo de almacenamiento es una memoria SSD de 128Gb. del fabricante Foresee, el mayor fabricante de unidades SSD chino. Si bien no parece ampliable al no disponer de un fácil acceso a ella podemos afiermar que trabaja bastante rápida. En cuanto a su capacidad real una vez tenemos el equipo totalmente configurado y actualizado con todos los parches de Windows 10 el sistema arranca en escasos 12-14 segundos y nos quedan algo más de 60 Gb. libres si bien esta cifra la podremos ampliar eliminando los paquetes de idioma chino, algunos programas chinos y realizando una limpieza de las versiones anteriores de Windows y temporales de instalación que en nuestro caso ha liberado cerca de 20 Gb. más de espacio. Quedando en unos más que decentes 80 Gb. disponibles para el usuario, cifra que cabe recordar que se puede ampliar con el uso de memorias micro SD bastante más lentas que el SSD pero que soporta hasta 128 Gb. auque sólo he tenido la oportunidad de probar hasta 64Gb.

El sonido es potente, sin apenas distorsión apreciable hasta casi el 100% del mismo, nos ha gustado bastante en este aspecto. Dispone de dos altavoces ubicados en la parte inferior, cerca de los reposamuñecas, bien separados y que ofrecen una más que correcto efecto estéreo.

Para los más avezados lectores comentaremos que dispone de una completísima Bios que permite modificar un sin fin de parámetros. Para acceder a a bios de fabricante Insyde deberemos arrancar el portátil y presionar acto seguido la tecla ESC de forma repetitiva. Nosotros hemos debido acceder porque no éramos capaces de configurar la hora correctamente en el Voyo v3. Al ver que el reloj tenía un desfase de 1 hora respecto a la hora real y tras tratar de que el portátil la configurase de forma automática sin éxito. Primero forzamos la franja horario, pero al final ajustamos la hora manualmente. Hasta aquí bien pero nos dimos cuentas de que la habíamos configurado 3 minutos retrasada y como en la oficina trabajamos con varias máquinas y a veces sobre los mismos archivos pensamos que era una mala idea, accedimos a la Bios, la ajustamos allí, aunque a decir verdad estaba bien y nos limitamos a subirla y bajarla para dejarla igual y grabar cambios. En el siguiente reinicio de Windows volvimos a activar la configuración horaria automatizada i voilá, otro problema resuelto.

Tras haber estado unos días  con el HP Envy la diferencia de rendimiento es sustancial, los que me conocen saben que cuando me propongo adecuar un ordenador como herramienta de trabajo comienzo la descarga e instalación de mis programas habituales uno tras otro sin mediar pausa ni descanso, la mayoría de ordenadores y dispositivos se acaban saturando pero esto no ha sido el caso, olé, una experiencia que no muchos ordenadores de los que han pasado por mis manos han salido tan airosos. Si bien a diferencia de este el HP Envy si que lo podemos hacer funcionar como tablet de forma totalmente normal, este por su tamaño y sobretodo por su peso sólo lo utilizaremos bajo formato de tableta de forma muy ocasional.

Puntos débiles del Voyo V3

Los puntos débiles de este portátil convertible son varios así que comencemos, primero el touchpad o mejor dicho el panel táctil, con una sensibilidad extraña. Este touchpad nos servirá únicamente para un uso ocasional o de navegacion, si escrimos textos con Word, LibreOffice u otros programas acabaremos recurriendo a algún ratón inalámbrico o bluetooth. Además se nos presenta con la incomodidad que no queda desactivado al teclear por lo que fácilmente podremos rozarlo con el dedo pulgar y el cursor se situará en otro lugar; esto debería ser fácilmente configurable con las opciones de panel táctil de Windows 10, la típica casilla de “Desactivar mientras se escribe” pero lamentablemeten esta opción no la encontramos presente en este equipo así que se lo hemos cuestionado al vendedor.

El pen que viene incorporado con el producto, además del pen o lápiz táctil que acompaña que debe configurarse como si fuese dibujo a “mano alzada” es decir con el dedo, lo que resulta de una imprecision total. Se carga mediante un conector microUSB no incluído. Utilizado una vez y guardado en la caja. Totalmente prescindible

Continuando por los puntos débiles mientras redacto esta parte del análisis con mi flamante Voyo, os sigo comentando es un imán para las marcas, su acabado mate captura la grasa de los dedos al primer roce. Esto es así tanto en la base del teclado donde apoyas las muñecas mientras escribes como la tapa delantera y trasera cuando este se encuentra cerrado.

El portátil cuesta de abrir, las bisagras cierran muy fuerte. Los puertos USB son durísimos, cuesta extraer los dispositivos algo increíble, suponemos que con el tiempo irá cogiendo algo de holgura, de lo contrario podemos literalmente cargarnos los pendrives. El puerto USB de la parte derecha es USB 3.0 un puerto de alta velocidad y tiene el problema de que está excesivamente junto al puerto específico de carga, a unos 4 o 5 m.m. de forma que no podemos estar cargando y utilizando dicho puerto a poco que nuestro pendrive sea un poco ancho.

El botón de encendido tiene un tacto muy plasticoso y está claramente mal ubicado, cuesta descubrir cual es entre los diferentes que incorpora y al mover el equipo lo he pulsado accidentalmente en varias ocasiones, cosa peligrosa dependiendo de la funcionalidad que este tenga asignada, por defecto entrar en modo reposo. La batería que incorpora creo que era de 10.000 miliamperios y el fabricante anunciaba una duración de cerca de 8 horas, mentira por donde se mire, en las primeras cargas no llegamos ni a las 4 horas con el brillo de la pantalla ubicado en unos justitos 40%. El cargador es mediano si bien el cable resulta excesivamente corto no creo que supere el metro, precisa de un adaptador para nuestros enchufes que incorpora el vendedor. El conector es propietario, no es un microUSB y por tanto deberemos cuidar dicho cargador porqué si alguna vez se nos estropea deberemos recurrir a un experto electrónico, dudamos que existan en el futuro piezas de recambio en este mundo tan cambiante.

La puesta en marcha ha sido un poco problemática y el sistema operativo que viene correctamente activado de fábrica, os recordamos que lamentablemente es algo típico que no vengan con una licencia de Windows 10 legal. Si bien no la versión de Windows que lleva instalada no está exenta de problemas al ser la versión China no internacional y confieso que aún lo tengo entre español e inglés, incluso durante mucho tiempo de la instalación he estado viendo pantallas en chino. Actualizo que tras haberlo definido como “Primario”, anteriormente lo tenía definido sólo como “Por defecto” y había desinstalado el paquete de idiomas Chinos, ahora tengo el sistema al 90% en español si bien sigo viendo algunas partes en inglés.

He comprado este equipo en la tienda online china GearBest, supuestamente en oferta especial prelanzamiento que bajaba el precio de venta desde los 500 eur. hata 340,00 euros. Digo supuestamente porqué posteriormente lo he visto a 350-380 eur. El tiempo de tránsito es alto, realicé el pedido el 1 de diciembre y recibí el paquete el dia 22, es decir, 21 días después de la compra. El soporte es malo, mediante un sistema de tickets que puedes rellenar aquí tras loguearte en Gearbest. En nuestro caso hemos reportado el problema con el touchpad el día 24 de diciembre, malas fechas para nosotros los occidentales, pero los Chinos trabajan a destajo pues su fin de año, recordamos, es en el mes de febrero, y se lo toman mucho más en serio que nosotros. En apenas 40 minutos he recibido una respuesta prorrogable algo así como: por la índole de la pregunta pasamos a segunda línea, denos dos días.

Realmente y en definitiva es lo que es, este Voyo V3 es un equipo con claros y obscuros, con unos acabados correctos y a su vez muy potente contando con algunas prestaciones de gama alta pero con otros aspectos de gama baja. La combinación de la experiencia de uso y los problemas iniciales nos hacen recomendar este equipo sólo apto para manos expertas pues se debe lidiar con él a cierto nivel técnico además de recurrir a la compra de pegatinas para adecuar el teclado.

Microsoft Surface Pro

El convertible de Microsoft en una versión anterior a la actual, la 4, ya era una excelentísima opción. Realmente una de las mayores diferencias entre la 3 y la más nueva versión Surface Pro 4 és el punto débil de la versión 3, este no es otro que la duración de la batería que penalizaba un excelente conjunto.

La mejora entre ambos modelos es relativa a la eficiencia energética ya que a nivel prestacional la 4 aporta más bien poco sobre la Surface Pro 3 y de encontrar alguna oferta significativa de fin de stock de la 3 te recomendamos que la valores pues puedes comprar un excelente convertible a un precio de liquidación.

El procesador que incorpora la Microsoft Surface Pro 3 o la 4 es un poderoso Intel Core i5. La calidad de imagen de su pantalla es excepcional, su sensibilidad también, así como el avanzado uso del lápiz óptico o stylus que nos permite dibujar directamente sobre su pantalla.

El sistema de soporte es un complejo pie que se integra en su carcasa y que otorga al convertible de Microsoft un excelente sustituto de un ordenador portátil. Su única pega en este sentido es para su uso en situaciones algo inestables, tales como el sofá de casa, el W.C. o en cualquier otro lugar donde quieras trabajar con el dispositivo apoyado sobre tus piernas ya que la estabilidad del mismo será mínima y acabarás no usándolo en esas situaciones.

El teclado original de la Surface, un teclado que es retroiluminado en dos niveles y que cumple con su función, se vende a parte del tablet.
Si bien al principio parecía que no nos gustaba mucho su acabado exterior parecido a piel “vuelta” o piel de ancara que si bien es muy agradable al tacto puede coger rápidamente suciedad, como migas de pan o sobretodo azúcar, ahora nos encanta pues ha demostrado mucha robustez y entereza ante el paso del tiempo.
Si bien lo que no ha mejorado del teclado original, es lo desorbitado de su precio.
Si bien tienes una Surface Pro sin teclado y quieres comprarte el teclado, quizá puedas valorar antes otras opciones compatibles que no son de la propia Microsoft, como lo de Mokko que costaba casi cinco veces menos, aunque hoy es difícil de encontrar..
El peso del conjunto es muy comedido potenciando mucho su portabilidad.

Otras opciones

Haberlas, haylas. Por ejemplo el flamante Lenovo Yoga Book, que existe en versión Windows y Android y que es un nuevo concepto de convertible 360º y que confieso tuve la ocasión de probarlo en una tienda durante escasos 10 minutos y me transmitió una sensación de futuro total.  Su teclado háptico, funcionaba de forma increíble mucho más allá de lo que puedas imaginar, eso sí, creo que no envejecerá bien pues se marcaba con nada y no me acababa de convencer la estética de su sistema de cierre, una bisagra espectacular con no se cuanta cantidad de piezas y cuya funcionalidad era perfecta aguantando el tablet en cualquier posición de una forma muy rígida, pero chicos, parece un collar de alta joyería y eso desde mi punto de vista estético no quiero estar viéndolo cada día. Además su precio, para la potencia de su hardware lo veo caro, excesivamente caro, un convertible con Atom ¿por encima de los 500 euros? Su precio debería ser 400 euros a lo sumo, en su versión Windows.

Conclusiones

Sincérate contigo mismo y el uso real que le vas a dar, ese es mi mejor consejo, todos ellos son diferentes y la solución perfecta para todo no existe.

En mi caso particular como programador, redactor y consumidor de contenidos lo tengo claro, me quedo con el Voyo porqué aunque como tablet sirve sólo para un uso muy ocasional su fuerte es en el uso como portátil, su teclado es muy preciso, el tamaño de su pantalla perfecto, y escribir en él va a ser mi principal uso. Aunque su calidad en algunos aspectos es bastante cuestionable no olvido que es tremendamente barato, la mitad que un Lenovo de similares características y eso pesa y mucho. Puedes comprar dos por el precio de uno. No me refiero a comprar dos a menos que los necesites pero sí al concepto de futuro, compras uno ahora con el hardware y características actuales y otro equivalente en precio en un par de años con los procesadores y resoluciones del momento para siempre poder estar a la última.

Después el HP Envy aunque no el modelo comentado si no alguno que aparezca en el futuro con 4Gb. pues por mi tipo de uso y con la cantidad de pestaña de navegación que suelo abrir 2Gb son totalmente insuficientes, aunque puestos a imaginar, un Voyo V4, con 8Gb. de RAM y una batería que me diese 10H sería la máquina perfecta… sí, ahora todos pensamos lo mismo ¿qué tal un Lenovo Yoga 500? muy bien en su conjunto prestacional pero su tamaño de 14″ para mi ya es un exceso y penaliza la portabilidad. Yo optaría, siempre en cuanto a convertibles por las 12″ a 13,3″, pero quizá acaben haciendo un 14″ sin marcos que sea inclusive algo más pequeño que el Voyo V3 donde estoy escribiendo este artículo.

El Surface Pro aún siendo un equipo con unas prestaciones excelentes peca de no ser el mejor en nada y mostrarse algo debilucho e inestable, se calienta en exceso, tiene ventiladores y su batería no es de las mejores, en definitiva muy caro para lo aprovechable que me ha resultado.