Portada » Series Películas y TV » Crítica Obi-Wan Kenobi
Crítica Obi-Wan Kenobi

Crítica Obi-Wan Kenobi

Ayer acabé de ver la serie Obi-Wan Kenobi en el que fue de largo el mejor episodio de esta algo insulsa serie perteneciente al universo Starwars, me refiero al último, en el penúltimo me dormí a medio capítulo.

Obi-Wan Kenobi

Realmente te confieso que yo no tengo voz ni voto en esto de StarWars, confieso que nunca fui un fiel seguidor de la saga, y es que más allá de la película original, la que por cierto tuve el gran placer de ver en cines, el resto me han resultado demasiadas raciones de lo mismo.

Se que mi ignorancia en dicho universo me desprestigia para criticar esta serie, pero es que… ¿no te aburre una y otra vez más de lo mismo?

Acción descafeinada

Las peleas son ya demasiado tontunas, ya no estamos en los 80′, todo me parece como a cámara lenta y de mentirijillas y para colmo no puede ser que primero Darth Vader, cuando ya tenía a Kenobi para facturarlo, no acabe de dar esa «estocada final», y claro, pasa lo que todos veíamos en los excesos de previsibilidad que gasta esta serie, que minutos más tarde se inviertan los papeles y es que así es la mar de fácil revivir para el bueno de Obi-Wan.

Un Kenobi, que minutos más tarde cuando ya tenía medio desencapuchado al Malo, en mayúsculas, al que de alguna manera muchos nos morimos por poderle arrancar el capuchón, va y tampoco le da matarile.

No se pero yo veo esto una incongruencia de guion que trata al espectador de idiota, y es que al malo malote hay que darle hasta dejarlo secote, de lo contrario digo yo que hay que ser muy tonto para pensar que este no se va a resarcir y cargar de nuevo contra ti.

Estirar la saga hasta el infinito

Quizá lo que buscan los guionistas no es otra que acatar las posibles órdenes de los mandamases Disney, los actuales propietarios de la franquicia que se gastaron un dineral para hacerla suya y con ello traccionar a un público que no tenían en su plataforma de streaming.

Supongo que les funciona y ahora lo que quieren es no parar de alargar en el tiempo, hasta el mismísimo infinito, esta descomunal máquina de hacer caja llamada StarWars, bueno hasta el infinito y quizá unas temporadas más allá.

La verdad es que creo que deberíamos estar más que preocupado ante esta acuciante falta de nuevos estímulos creativos, donde sagas milenarias, nunca mejor dicho, como esta, o las constantes reconversiones de viejos cómics de superhéroes en películas y series parecen enquistarse año tras año en ese insoportable más de lo mismo.

¿De qué va Obi-Wan Kenobi?

El Jedi retirado, posiblemente sin pensión, piensa haber perdido la fuerza, pero luego resulta que ni la ha perdido ni se ha retirado.

Los malos saben que sigue vivo y lo buscan planeta tras planeta hasta conseguir dar con el, este intenta escapar.

En su periplo, nuestro Jedi se encuentra a una pequeñísima y graciosísima princesa Leia, a la que debe proteger y devolver sana hasta su casa, no sin antes luchar con soldados imperiales que se mueven y desmontan como tapas de water, alguna que otra bruja venida a más y recién ascendida a no se que rango.

Total para llegar hasta su viejo amigo, su padawan, ese Anakin SkyWalker que posteriormente se convirtió en su archiemigo, Mr. Darth Vader y con el que tienen más de una cuenta pendiente.

Pin pan, luchan y cada uno triunfa, a su manera, dejando abierto el guion para nuevas temporadas.

¿Qué tal está Obi-Wan Kenobi?

Pues se trata de una super producción de Disney, aunque la verdad, debe ser algo low cost.

Y es que tras quedarme dormido en más de un episodio, en el final, donde me dije, venga va, que tienes que escribir tu hilarante crítica sobre la serie, me di perfecta cuenta de que quizá esta vez habían escatimado algo en decorados, hay unas cuantas escenas que son papel cartón y otras ya es que ni eso, un difuminado de fondo al estilo Microsoft Teams

El reparto de Obi-Wan Kenobi

Aquí a destacar a la princesita Leila y no es que yo sea muy monárquico y tal, pero es que es tan graciosa y se le ve tan listilla a la par que traviesa, que enamora.

Por supuesto al bueno de Ewan McGregor, que hace su papel de forma ejemplar.

Darth Vader, es encarnado por el actor Hayden Christensen, aunque sólo es reconocible cuando desdobla su papel en su parte joven.

Vader hace acto de presencia en escena varias veces pero ha perdido peso, no porque su armadura sea delgada, si no porque sin la voz de nuestro querido Constantino Romero, no es lo mismo, da igual la profundidad y la gravedad que el actor de doblaje infiera en sus frases, que el poderoso trémula de Constantino es incomparable, te lo digo yo quien una vez tuve la gran suerte de cenar a escasos metros de él, quien con su voz llenaba una casa de dos plantas en litoral mediterráneo.

Conclusión sobre la serie Obi-Wan Kenobi

Sobra.