¿Es mejor ser influencer o blogger?

Hoy tenemos en la vida muchas más salidas laborales que antes, sobretodo en cuanto al mundo digital. Fácil, antes no existían.

Por ello algunos jóvenes que les va mucho esto de las redes y se ven ellos mismos con actitudes sobradas para ello se pueden preguntar:

¿Qué es mejor hacerse o influencer o blogger?

Si quieres acompáñanos en este artículo y te daremos las claves para que sepas que es lo mejor de estas dos salidas profesionales que pueden comenzar como un simple entretenimiento.

Vaya por delante que esto que estás leyendo te lo cuenta un blogger, yo mismo. Información de primera mano de alguien con experiencia en esto de las redes digitales.

Aunque mi caso de blogger no siempre es extrapolable al resto en su totalidad, si que puede resultar una información de valor. Sobre todo para aquellos que piensen llegar a ser un blogger.

Bien es cierto que en ningún momento he tratado de ser influencer, no va conmigo. Pero si que conozco algunos y de alguna manera se cómo les va.

Ambas profesiones digitales son muy pero que muy distantes.

Es mejor ser blogger

Ser Blogger

Si te gusta escribir, si tienes algo que contar, si eres tenaz, constante y no sabes que es rendirse. Serás un buen blogger.

El de blogger es un trabajo duro, en un blog hay que escribir mucho, pero cuando digo mucho no es ponerte un ratito, no.

Necesitas escribir a diario y durante horas, casi toda la mañana, y con ello poder tener uno dos o tres artículos listos para publicar.

No significa que los tengas que publicar todos el mismo día, ni mucho menos. Puedes hacerlo a razón de uno al día, o cada dos días, o tres por semana. La estrategia de publicación deberás montártela como te vaya mejor.

Olvídate de copiar artículos de otros, de espinearlos, de encargarlos en plataformas baratas. Así como olvídate de dedicarle mucho tiempo a conseguir enlaces o backlinks, sean gratuitos, de bajo o alto coste. Todo eso aunque te cuenten muchos que sí, no es la panacea. El contenido es lo que manda.

El éxito del blog y con él el éxito de tu oficio de blogger dependerá de muchos factores. Vamos a tratar dos de estos factores para no alargarnos en exceso.

El primero y quizá el más importante es el de la calidad y el interés de lo que escribes. Esto puede resultar algo obvio, pero es lo que tiene más miga. Será una constante lucha entre aquello que quieres escribir y no funciona, y aquello que aunque no te viene en gana redactar sabes que sí que funciona. Creo que me estoy explicando.

El segundo es la temática, debes escribir sobre algo que interese o ayude a la gente. Tu eliges las temáticas generales sobre las que vas a escribir. Pero el tema concreto será la actualidad, las inercias de las tendencias las que te llevan a escribir sobre una cosa u otra.

Por ejemplo si tu eres un fan de un videojuego, y lo dominas como nadie, bien podrás escribir sobre él con una autoridad incontestable, pero si ese juego pasa de moda o es ensombrecido por otro más nuevo, deberás escribir sobre ese videojuego nuevo. Si no lo haces perderás el interés de tu público.

La forma de ganarse la vida como blogger es mediante dos métodos fundamentalmente, la primera y más sencilla es mediante la inclusión de publicidad en el blog, la segunda es la venta de artículos patrocinados.

Para la primera incluyes un código en tu plantilla y se mostrarán anuncios de forma automática. Mediante este método, de media, aunque este dato puede variar dependiendo de la temática, podría decirte que por cada 1.000 visitas que recibas en tu blog obtendrás alrededor de 5 euros. De esta forma, si tu blog es capaz de generar 30.000 visitas al mes, ganarás 30 * 5 = 150 euros al mes. Esta ganancia será en bruto, porque deberás descontar el coste del servidor, que a poco se irá sobre los 10 euros mensuales.

Para la segunda forma de generar dinero a través de un blog sería mediante la redacción de artículos bajo demanda, es decir, si tu blog trata sobre animales, pues conseguir que te contraten tiendas de animales para crear un artículo que hable sobre ellas y enlazarlos. En la actualidad existen plataformas donde te das de alta, perfilando tu blog para que este se muestre a personas que buscan enlaces y artículos en terceras web. Por cada artículo podrás ganar entre 4 y 100 euros, dependiendo de la relevancia, autoridad y número de visitas de tu blog.

Si establecemos un sueldo de 1.000 euros como objetivo, entre publicidad y artículos patrocinados. La realidad nos dice que deberíamos conseguir 200.000 visitas mensuales. Créeme que esta cifra es muy alta y que pocos blogger lo consiguen. No te quiero desanimar, pero huye de aquel que dice que es fácil.

Quizá y vistos los datos, el blog debería ser considerado inicialmente como un proyecto personal o una ayuda a tus ingresos. A poco que ganes 50 euros mensuales, te juntarás con unos 600 euros anuales, que bien podrían servir para pagarte parte de tus vacaciones.

Luego estarán las posibles salidas profesionales que puedes tener tras atesorar experiencia como blogger, son bastantes. Desde trabajar para una red blogs, incorporando tu blog a ellas, o trabajar como redactor en cualquier a de los blogs de éxito de tu país, o incluso en los medios más tradicionales, como los periódicos digitales. Y es que la salida de un blogger, es muy parecido a ser un periodista de los de antes.

Es mejor ser influencer

Ser Influencer

Si llamas la atención fácilmente, porque eres guapo o guapa o tienes estilo, creas tendencias y agradas a los demás. Si te copian, si sabes elegir y liderar. Serás un buen influencer.

Los influencers pueden utilizar diferentes redes sociales, sin embargo la que más triunfa para ellos es Instagram, aunque también se dejan ver por YouTube y TikTok.

Dentro del mundillo de los influencer, existen diferentes clasificaciones de influencers:

  • Los nano-influencers que son aquellos que tienen menos de 5.000 seguidores
  • Los micro-influencers, entre 5.000 y 100.000
  • Los macro-influencers entre 100.000 y 500.000
  • Finalmente los mega-influencers, que pasan de los 500.000 seguidores

Las tarifas que suelen cobrar los influencers pueden ser muy variadas, pero digamos que se paga a razón de la cantidad de seguidores que tienes.

En Instagram si tu cuenta tiene 1.000 seguidores se pagará a razón de 2 euros por cada post con fotos que publiques patrocinando un encargo. Pero no pienses que habrá cola para que publiques posts de pagos si no eres un macro-influencer. Existen algunas plataformas donde puedes darte de alta como influencer para que ellos, a cambio de una pequeña comisión te hagan llegar posibles clientes. Dale un ojo a este enlace externo.

Así que si tienes 5.000 seguidores, ganarías si encontrases quien quiere publicar en tu perfil, unos 10 euros por post, que es el resultado de multiplicar esos 2 euros por 5.

Esto nos lleva a que para conseguir 1.000 euros mensuales deberás tener 500.000 seguidores en el caso de que sólo hicieses un post patrocinado mensual, aunque lo normal sería hacer uno semanal, por lo que con unos 150.000 seguidores podrías alcanzar esa cifra.

El influencer es alguien que se maneja muy bien en redes, por lo que además de crear su propio nombre o marca en redes, siempre va a tener una salida profesional directa, la de convertirse en community manager de una marca.

Aunque no siempre tiene porque ser de una marca en uso, también puede convertirse en community de una persona famosa, de un deportista, de un político, y ahí entramos también en los territorios políticos y gubernamentales. Aunque lo más fácil es hacerse community de una simple empresa que quiere mayor visibilidad en redes.

Esta salida la comento con un empaque mayor que el propio concepto de «influencer», ya que estos influencers de éxito son más bien pocos, unos cuantos de cientos de miles que lo intentan en el planeta.

¿Qué es mejor hacerse influencer o blogger?

Llegar al éxito como influencer es más costoso que triunfar blogger. Al menos en lo que ser refiere a forrarse.

Sin embargo, si bajamos el listón y lo consideramos como un sobresueldo, como blogger conseguirás resultados antes, pero resultados pequeños, en cuanto al dinero que ganarás. Claro que si tienes algo especial, con mucha fotogenia, y eres divertido quizá no debas pensarlo más e intentarlo como influencer.

En cuanto a lo necesario para ganarse un sueldo mínimo digamos que de 1.000 euros, que tampoco es la bomba, y en el caso que des con el clavo en alguno de estos dos trabajos, pues estamos más o menos empatados.

Por un lado, si eres un blogger necesitarás cerca de 200.000 visitas mensuales, y si eres influencer sobre los 150.000 seguidores.

¿Qué es más fácil? ¿Conseguir seguidores o conseguir visitas? Aquí está el quid de la cuestión, y la respuesta será diferente para cada persona.

Por otro lado están las posibles salidas profesionales que te pueden llegar tras atesorar el conocimiento y la experiencia en alguna de estas dos profesiones, para ambas existe una gran oferta, por lo que no es ninguna locura apostar por ella.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro