¿Qué producto de cosmética puedo escoger?

 

El auge de los productos de belleza que estamos viviendo en los últimos años no es exclusivo de nuestra época. Muy al contrario, sabemos que desde los inicios de la humanidad han existido todo tipo de productos de la eterna juventud.

Recordemos que la misma Cleopatra era una asidua incondicional de los baños de leche para aclarar y suavizar su torneada piel. O el caso de las mujeres romanas, que se pasaban horas y horas delante del espejo para conseguir un maquillaje perfecto a base de sustancias blanqueadoras de la piel (pues en aquel entonces el signo de blancura era el supremo rasgo de distinción).

En definitiva, podríamos afirmar que los productos de belleza han sido y siguen siendo una parte importante de los atributos de la humanidad a través de los cuales nos hemos ido perfeccionando a lo largo de los años. Y es que, ya sabes, todos deseamos gustar y ser admirados, aunque a veces el tiempo no acompañe, pero tal y como dice el refranero popular: “ al mal tiempo, buena cara”.

Productos de belleza

Sí que es cierto que en la actualidad existe una variada y extensa gama de productos de belleza para atender todas las necesidades del cuerpo.

Además las hay de todo tipo y para todas las zonas, desde los dedos del pie “izquierdo” – y si se me permite, haré un inciso: ¿quién no recuerda esa fantástica y conmovedora película llamada Mi pie izquierdo, protagonizada por Daniel Day-Lewis y dirigida por el director irlandés Jim Sheridan, ganadora de dos Oscars, que nos habla sobre el pie, esa parte anodina y poco comentada de nuestra anatomía? (os la recomiendo!)– Pues eso, como iba diciendo y cerrando inciso, actualmente podemos encontrarnos con una amplia oferta de productos de belleza capaces de colmar todos tus deseos, y es que podrás mimar todo tu cuerpo, desde el último pelo de la cabeza hasta las uñas de tus dedos.

Entonces, si eres o te consideras una de esas  personas inquieta o preocupada por su imagen, realmente hoy en día tienes un problema serio o muy serio, porque es tan grande el abanico de posibilidades que te ofrece el mercado, que al final no sabes exactamente qué tipo de producto escoger.

Uno de los criterios de los cuales disponemos, aunque no es del todo infalible, pero nos puede ayudar a la hora de tomar la decisión más acertada, tiene relación con el grosor de nuestro bolsillo, o en otras palabras, depende del “money”, “cash”, o como quieras llamarlo, ya te digo!, ese sí que es un gran indicativo de nuestra capacidad monetaria. Y es que, ¡ay! El dinero, qué haríamos sin él!

Sí, ya sé, que para algunos/as de nosotros ese (el no saber qué escoger) es un tema muy peliagudo, y más teniendo en cuenta que estos productos son tremendamente golosos y “enganchan” sin que te des cuenta.

Y es que como íbamos diciendo, los productos de cosmética o de la “eterna juventud”, te ofrecen la posibilidad de engañar, aunque sea un poquito, al irremediable e imponente paso del tiempo.

¿Quién no ha deseado permanecer eternamente joven, sino en conducta, al menos en apariencia?

Bueno, seguramente alguien no tendrá estas inclinaciones, pero si eso es así, este alguien es un poco raro, ¿verdad?

Supongamos que tú eres de esas personas interesadas en mantener la imagen “aprovechable”, o te gusta cuidarte y mimar tu piel de vez en cuando, o de forma reiterada, como tú prefieras. Pues en ese caso te aconsejamos que te mires los productos que te mostramos, seguro que no será difícil y además no te costará nada escoger aquellos que más te gusten o simplemente aquellos que en este momento tengas la necesidad de usarlos.