Portada » bits&bytes » Prueba Amazfit NEO
Prueba Amazfit NEO

Prueba Amazfit NEO

Probamos el reloj digital inteligente Amazfit Neo.

Amazfit Neo

Se trata de un reloj inteligente o smartwatch con aspecto muy vintage, ya que recuerda sobremanera a los relojes de Casio de los años 80 que muchos llevamos en nuestra juventud asidos a nuestras muñecas.

Es precisamente eso, el look lo que quizá primero que te llama la atención de este reloj inteligente.

Sin embargo, y una vez lo comienzas a utilizar te das cuenta de que destaca también por otras varias cosas, como el hecho de ser muy sencillo en su manejo, sin pantalla táctil, sin pantalla a color, y con sólo cuatro botones.

Las funcionalidades son prácticamente las de cualquier otro smartwatch con pantalla LCD grande, pero claro, aquí no podrás elegir «watchfaces» o carátulas de reloj ya que la pantalla es mucho más limitada en cuanto a funcionalidades y tampoco podrás leer notificaciones, aunque te avise, no te las mostrará en pantalla, no tiene una pantalla capaz de reproducir textos.

A cambio nos regalará con una gran autonomía de batería, hasta 35 días con una misma carga.

¿Qué características tiene el Amazfit Neo?

Su pantalla no es una pantalla a color, es en blanco y negro y sin un set completo de píxeles, es digamos que una pantalla LCD monocroma de las antiguas, por cierto, su tamaño es de 1.2».

El Amazfit Neo en el cargador

El Amazfit Neo tiene pulsómetro incorporado con el que vas a poder controlar los latidos del corazón, así como un podómetro para contar los pasos diarios y las distancias recorridas.

Es un reloj sumergible, no sólo en la ducha, podremos nadar con él y mojarlo sin mayores problemas.

Tiene luz, se enciende mediante el correspondiente giro de muñeca y aunque parezca que no tiene un botón que la encienda, puedes encenderla dejando pulsado el botón «back» durante un par de segundos.

El cambio entre las diferentes opciones que te ofrece, entre las que son mas destacables, pasos realizados, distancia recorrida, latidos del corazón y el tiempo se realiza mediante la pulsación de dos botones, ubicados en la parte derecha, arriba y abajo para ir pasándolos por pantalla.

Puedes dejarlo en cualquier de las funciones, las cuales quedarán identificadas por el correspondiente y sencillo icono en la parte circular de la pantalla, un acierto.

Mientras pasas esta información nunca se pierde la indicación de hora y día de la semana y del mes, aunque estos dos últimos vienen en inglés y no son configurables en español.

También dispone de un icono indicador de conectividad con el móvil, pero en este caso es muy poco usable por su escaso tamaño.

La autonomía de este reloj es muy grande , entre 28 y 35 días sin pasar por el cargador, y si quieres ampliarla incluso puedes apagar la pantalla dejando pulsado el botón «select» por dos segundos, para volverlo a encender deberás volver a pulsar durante dos segundos ese mismo botón.

Por cierto el cargador no viene incluido si la pieza que enganchas al teléfono por la parte trasera y que acaba en un cable USB, pero no el cargador, deberás utilizar cualquier cargador de móvil que tengas por casa para cargar el reloj

¿Para quién es este Amazfit Neo?

Pues tiene dos tipos de usuarios principales, por un lado las personas mayores que no quieran tener mucha complejidad de uso pero que les gusta conocer los pasos que dan al día, la distancia que recorren, la temperatura y previsión del tiempo y como andan de los latidos del corazón.

También estarán los jóvenes, aquellos a los que le va ese cierto look vintage.

¿Para quién no va dirigido el Amazfit Neo

Pues para deportistas ya que no tiene «rutinas de entrenamiento», no podrás monitorizar cuantos largos de piscina te haces o cuantos kilómetros recorres.

Tampoco podrás leer las notificaciones de aplicaciones, como whatsapps y correos electrónicos en tu reloj Amazfit Neo, aunque si que te notificará que tienes algo, la lectura la deberás realizar desde el móvil.

Puesta en marcha del Amazfit Neo

Amazfit Neo iluminado

La instalación y puesta en marcha del Amazfit Neo no es compleja, pero si que requiere cierto tiempo. Lo primero, como en cualquier dispositivo es ponerlo a cargar tras sacarlo de la caja, y no desconectarlo de la corriente hasta que no lo tengas cargado al 100%.

Necesitarás emparejar el teléfono móvil con el reloj, al menos una única vez, luego ya podrás proceder a desvincularlo o incluso a desinstalar la app de tu móvil.

Esto es algo que me molesta pues ya podría ser más independiente, del todo, aunque bueno no esté mal así, ya que la gracia que le veo a este sencillo smartwatch es la enfocada a gente mayor que no domina el arte de los teléfonos móviles más allá de descolgar para atender llamadas.

Así que para ponerlo en marcha precisarás de un móvil con Android o iOS sí o sí, así que olvídate de sacarlo de la casa y ponerte a funcionar.

Necesitas descargarte la aplicación Zepp, para lo que encontrás un código QR en las instrucciones, en principio esto me parece bien, pero no si el teléfono es un Android viejo que no tiene la opción de escanear códigos QR sin instalar una app para tal

Conclusión sobre el Amazfit Neo

Se trata de un reloj digital con un precio muy contenido, y una autonomía de batería muy alta, ideal sobre todo para personas mayores o para aquellos que les guste el reloj vintage a los años 80.