Portada » Tecnología » Prueba reloj Mi Watch Lite

Prueba reloj Mi Watch Lite

Prueba reloj Mi Watch Lite

Hemos recibido este pequeño reloj de Xiaomi y lo estamos sometiendo a prueba durante unos días para ofreceros un análisis de lo más completo, como viene siendo habitual.

Cierto es que en tiendas ya tenemos la versión 2 del Mi Watch Lite, pero créeme que no aporta mucho y la diferencia de precio es notable, he visto el Mi Watch 2 Lite por 58 euros como oferta mientras que el Mi Watch Lite del análisis, la versión 1, puedes encontrarlo por 35 euros.

Calidad del smartwatch de Xiaomi

La calidad no está nada mal para ser un reloj de la gama lowcost, es decir, que no es la mejor que puedes percibir ya que todo en el, a excepción de la pantalla, es totalmente plástico, sin embargo esto aunque no sea algo estrictamente cualitativo si que puede hacerlo más cómodo pues al final el uso de material plásticos en lugar de vidrio y metal aboca en una mayor ligereza y un menor tamaño para casi las mismas funcionalidades que un reloj top con acabados en metal.

Donde quizá se nota que su construcción no es tan premium es en los pequeños marcos y salientes de la pantalla, donde si por ejemplo lo usas en la playa, nadando, esos rebordes de escaso 1mm se llenará de sal, pero esto es algo que no debe preocuparte, ya que tras una ducha con él puesto quedará como nuevo.

El acabado del frontal me gusta bastante, aunque vuelvo a repetir que es plástico y como pero es que de alguna forma pretende engañarnos con un diseño que queire asemejarse a una pantalla y panel LCD con los bordes curvos y redondeados, Edge como diría Samsung, aunque luego en el Xiaomi esto no es así, es un fake ya que a poco que te fijes, o dependiendo de la inclinación de tu mirada respecto al reloj así como del tipo de esfera elegido y de la iluminación del entorno se ve que la pantalla no ocupa todos el espacio frontal, apareciendo esos feos y gruesos marcos interiores de una pantalla cuadrada y sencilla. Sin embargo y tras un par de días de uso, te acostumbras en poco tiempo y luego ya ves una pantalla bien definida, ahora llevo dos meses con él, y más contento no puedo estar en cuanto a calidad.

La correa del reloj, que es de goma en color negro mate también se ensucia en entornos con agua salada como la playa y mis dudas iniciales era observar cómo se comportarían con el uso diario en vacaciones, entre toalla y mar. Por el momento y con ya unas cuantas sesiones de baño, bien.

La base de carga, cargador en sí no incluye como casi siempre, es el que se lleva la peor parte, no tiene un aspecto muy digno, además no es muy funcional ya que precisa de un puerto USB grande, así que si por ejemplo tu equipo es uno de esos MacBook que sólo tienen puertos USB Tipo C, pues no podrás cargarlo conectándolo a él.

Se conecta con tu móvil Android o iOS mediante Bluetooth 5.1

Smartwatch lowcost vs premium

Seguro que muchos se llevarán las manos a la cabeza al haber mencionado antes que este reloj de bajo coste dispone de «casi» las mismas funcionalidades que uno top.

Realmente así es, pretender más, pues bueno… realmente no es necesario más aún cuando lo comparas con un modelo top de generaciones anteriores.

Las mejoras que te puede aportar un reloj con un precio tres veces superior a este son nimias, hablamos de puntualidades que sólo un par de frikis pueden sacarles partido, algún deportistade élite y poca cosa más.

Para el resto de usuarios y en el fondo, creo que esas prestaciones extra de un reloj premium son como el propio dispositivo efímeras.

Efímeras porque un gadget tecnológico sean cual sean sus prestaciones siempre es mejorado en el tiempo hasta el punto de obsoletizarlo por completo, por lo que creo que ese extra que pueden pretender algunos entre un premium y un lowcost o mejor dicho un medcost (de medio, porque los hay de marcas mucho más chinorras todavía) es más una ilusión que una realidad, pero claro, luego están aquellos valores intangibles, me refiero a los de si más caro más bueno, no es de tener clase llevar un Xiaomi por muy bonito que sea, preceptos con los que el que aquí escribe no procesa en exceso.

A todo esto, un Apple Watch cuesta 10 veces más, claro que con el en la muñeca uno puede sentirse más que el resto, más no se que.

Comodidad del Mi Watch Lite

image 68
Cómodo en su uso diario

La comodidad de un reloj es para mí, sin duda alguna, algo esencial pues se trata de llevarlo contigo puesto no menos de 8 horas diarias, y si quieres controlar los ciclos de sueño y deporte, pues será un total de 24 horas al día, y claro, debes sentirlo como algo que es prácticamente de tu propio cuerpo.

El Mi Watch Lite se siente cómodo al uso debido a varios factores, el principal el escaso peso de la esfera/pantalla del reloj al igual que el de la correa, y luego el inherente a su tamaño aunque podría ser algo más sin incrementar su peso ni aparatosidad y es que dado su tamaño uno se plantea si realmente estamos ante un reloj o una pulsera de actividad.

Esa ligereza, de tan sólo 35 gramos me hace sentir mejor que con mi otro smartwatch de uso diario, que es un Huawei Watch GT que es bastante más grande y pesa bastante más que el Mi Watch de la prueba, también dispone de una esfera mayor, pero al final te das cuenta que como casi siempre menos es más, sobre todo en lo relativo a la comodidad.

La pequeña incomodidad del Mi Watch Lite nos llega únicamente de su correa, que aún teniendo un buen tacto es para mi gusto demasiado rígida y no se adapta tanto como otras correas más siliconadas, además de que por solidez puede crear huecos en muñecas más planas que redondeadas.

Lo bueno de esta correa es que es 100% plástica y con tacto gomoso, destaca en ella que no tiene el pincho ni la argolla de sujeción y ajuste metálicos, algo que pueden agradecer usuarios que como yo se pasan largas jornadas escribiendo en ordenadores portátiles y donde en el caso de que dichos elementos sean mecánicos estos acaban rozando la base del portátil, a riesgo de acabar marcando los laterales del touchpad a menos que te quites el reloj de tu muñeca.

En cuanto a su tamaño, es más pequeño de lo esperado inicialmente tras haberlo visto en fotos, son 41 x 35 mm así que digamos que puedes llegar a pensar, equivocadamente que no quedará excesivamente bien en muñecas anchas, pero sin en muñecas de tamaño estándar y en las más pequeñas. Queda bien en todas.

Los sensores del Mi Watch Lite

Se trata de un smartwatch sencillo que se olvida de por ejemplo de la función de medición del oxígeno en sangre o SPo2, si que dispone de sensor de ritmo cardíaco aunque sea más bien sencillo, al menos en su representación en pantalla, así como de GPS para la práctica de deportes.

Es capaz de realizar medición de sueño así como el control de la respiración.

Tiene un GPS que será ampliamente utilizado para el control deportivo.

Como el resto de smartwatch tiene en su interior un acelerómetro y un giroscopio para detectar los cambios de posición de nuestra muñeca y así poder funcionar como odómetro y contar nuestros pasos y actividad física en combinación con la frecuencia cardíaca registrada.

La pantalla del Mi Watch Lite

image 67
Formato cuadrado

Estamos ante una pantalla LED con una definición 320×320 píxeles en formato ligeramente rectangular y con un tamaño de 1,4″ de diagonal.

La pantalla del Mi Watch Lite se ve bien, pero claramente no utiliza tecnología OLED, algo que se nota especialmente en que se le ven los marcos, sobre todo cuando tenemos alguna esfera con el fondo negro y unas condiciones de luz potentes, como en exteriores.

Al no tratarse de una pantalla con esta tecnología y ser un simple TFT/LCD el negro no es puro y se diferencia del propio marco de la pantalla que en la parte superior tendrá un ancho de unos 6-7 milímetros y en los laterales de 3 o 4 mm y que a diferencia del negro del display, el del marco sí que es un negro puro.

Esto hace que la pantalla quede enmarcada, que no fluya de esquina a esquina como si toda la esfera del reloj fuese pantalla, provocando un efecto de «reloj digital barato».

Claro que en el fondo este reloj es lo que es, se trata de una versión Lite, y por ende el fabricante para recortar el precio debe contener el gasto en componentes.

Aún con esto te acabas acostumbrando a ello al segundo o tercer día y visto el precio de compra lo aceptas sin más, sobre todo porque el reloj funciona francamente bien en todos los aspectos.

En cuanto a resolución, con sus 320×320 píxeles va sobrada, todo en ella se ve muy nítido, y se lee correctamente a pesar de que algunos skins o watchfaces de la pantalla pueden presentar números más pequeños de lo habitual por tratarse de un tamaño de escasos 1,44″.

Luego están aspectos relativos al uso diario donde destaca para bien, dispone de una pantalla que es táctil y por tanto está expuesta a ser manchada con la propia grasa que generan los dedos, y en este aspecto tras tres días de uso exclusivo ya se aprecian huellas en él, aunque tiene un comportamiento bueno, en cuanto se retroilumina se ve perfecta, además se limpia fácilmente exhalas un poco de vaho sobre él, lo pasas por algún tejido, la camiseta vale, y quedará de nuevo impecable.

Interacción con el reloj

image 69
Algunas esferas son preciosas

La interacción inicial con el Mi Watch Lite se lleva a cabo a través de varias opciones, giro de muñeca o pulsación del botón ubicado en el lateral de su carcasa, además de a través de su pantalla táctil, aunque a diferencia de otros relojes, este no lo podrás activar desde ella.

La primera forma de utilizarlo, y la más socorrida es la de levantar y girar la muñeca para mirar la hora, el gesto habitual de toda la vida para consultar el reloj, el Mi Watch Lite detecta dicho giro con precisión y enciende la pantalla con un retraso de a lo sumo 1 segundo, podría ser menos, pero tampoco es muy molesto ya que no suele fallar nunca en posición erguida o sentada.

No tan bien funciona la detección del giro de muñeca cuando estás tumbado o semi tumbado en el sofá aplatanado, a veces en esas posiciones su detección falla y debes recurrir a despertarlo mediante el botón lateral.

La segunda opción la del botón lateral, que es único, no hay dos como en otros modelos, es un botón de clic, un toque activará la pantalla, otro seguido del primero mostrará el menú con un estilo mosaico de 3 x 3 recuadros que ocupará dos pantallas teniendo así hasta 18 opciones totales.

Un clic largo de tres segundos en el botón mostrará las opciones de apagado, reinicio y restablecer del reloj.

Finalmente tienes la opción estandarizada para forzar el apagado de la pantalla de forma rápida y sin recurrir al botón, tapando la pantalla con la palma de la mano, una acción más rápida que el propio botón para cuando por ejemplo la luz del display puede despertar a tu pareja mientras duermes con el reloj puesto.

Con la pantalla activa la interacción con el mismo pasa a ser a través de su pantalla táctil, la cual responde francamente bien a nuestros gestos.

Sistema operativo del Mi Watch Lite

El sistema operativo del Mi Watch Lite es propietario de Xiaomi, es decir, nada de Android ni por supuesto nada de iOS, esto es algo que en lugar de representar un detrimento es una mejora sustancial para el consumo de batería. Todavía no entiendo cómo se venden relojes con s.o. Android Wear cuando su autonomía no pasa de los 2 días.

Un software propietario estará casi siempre mucho más optimizado y extenderá la vida del mismo muchos más días, unos 10 días en el caso de este Mi Watch Lite.

Si bien con un sistema operativo propietario pierdes la libertad de instalar lo que te plazca en él, hay que tener presente que esto es un reloj, es pequeño, su pantalla es pequeña aunque fuese la del reloj más grande del mercado esta no daría para jugar o ponerse a escribir mensajes en dicha pantalla, y lo más importante, pequeño tamaño es igual a pequeña batería, no cabe una gran batería como en un móvil y por ende no tiene una gran autonomía.

Yo no quiero tener que estar cargando cada día otro dispositivo más, eso ya lo hago con el móvil y el portátil, prefiero como reloj tener un reloj, si este es un smartwatch mejor, podré ver los mensajes sin tener que desbloquear el móvil y podré monitorizar mi actividad física, pero para no tenerlo que cargar a diario la solución pasa por un sistema optimizado y cerrado.

En cuanto a la autonomía de la batería de 230 mAh que incluye el Mi Watch esta será de entre 8 y 10 días, todo dependerá del uso que le des, si consultas mucho la hora o los mensajes en él, obviamante durará menos que si lo haces con una frecuencia normal o menor.

Software del Mi Watch Lite

El Mi Watch dispone del propio software del reloj y de la app Mi Fitness que puedes descargar desde la tienda de aplicaciones oficial de tu teléfono móvil.

En cuanto a las funciones del propio Mi Watch Lite encontrarás de las típicas funciones de reloj inteligente, contador de pasos, de caloría quemadas, control de la música del móvil, el tiempo, además de funciones para la práctica de deportes, concretamente hasta 11 deportes, los cuales son:

Correr al aire libre, cinta de correr, ciclismo al aire libre, ciclismo en interiores, estilo libre, caminar, senderismo, carrera en pista, natación en piscina, aguas abiertas y criquet.

No he probado todos ellos pero los que he podido probar tienen una gráfica en pantalla sencilla, con los datos mínimos pero sin histogramas, al igual que en el ritmo cardiaco.

Las esferas del Mi Watch, incluye de serie 5 esferas que puedes cambiar entre ellas de forma fácil desde el propio reloj, sin interactuar con la app del móvil. Activas la pantalla mediante el giro de muñeca o el botón, dejas pulsada la pantalla durante unos segundo y la esfera actual pasará a pequeña, desde hay puedes arrastrar hasta la que más te guste para ese momento.

Desde la app del móvil, Mi fitness, puedes seleccionar multitud de esferas para descargar, tiene muchas y algunas realmente bonitas, además no cuestan dinero, como si que sucede con otros smartwatch donde las verdaderamente bonitas tienen coste.

Los menús tras el botón que dan acceso a 18 funciones del reloj, incluida la configuración del mismo, estas son:

Entrenamiento, registro de Actividades, registro de actividades del día, ritmo cardíaco, estadísticas de sueño, ejercicios de respiración, brújula, presión del aire, control de reproducción musical del móvil, y ya en la segunda pantalla, para la que debes hacer un toque de desplazamiento en la propia pantalla, tendrás el despertador, cronómetro, temporizador, tiempo, mensajes, encontrar teléfono, linterna, ayuda y la última la configuración del móvil.

Lo que no me ha gustado es que ni desde el reloj ni desde la app puedo reordenar estos accesos directos, ya que muchos de los presentes en la primera pantalla no los utilizo, en cambio algunos de la segunda, como el tiempo, los mensajes, la linterna o sobre todo el cronómetro si que les doy un buen uso, este último me resulta indispensable para los tiempos de cocción en el momento de ponerme a cocinar.

La opción de configuración desde el propio reloj puede parecer más bien escasa, ya que en primera instancia parece que sólo podrás seleccionar esferas, establecer la configuración de brillo automático y activar el no molestar, pero si desplazas la pantalla aparecerán más subopciones del menú de configuración, entre ellas está el aviso por inactividad, algo que para aquellos que trabajamos durante horas frente al ordenador puede ayudarnos a mejorar nuestra salud.

Entre esas opciones medio escondidas encontrarás el bloqueo automático, el cual podremos configurar desde los 5 segundos que viene por defecto hasta los 20 segundo de máxima, así como activar o desactivar el cubrir con la mano para apagar la pantalla, elegir el nivel de vibración y otras opciones menores.

Algunas de esas 18 opciones, concretamente 6 son también accesibles con un desplazamiento desde la pantalla normal del smartwatch de abajo hacia arriba, aunque las muestra de forma diferente sin tanto colorido, y estas son:

Activar el modo linterna, activar o desactivar el levantar para activar, forzar el bloqueo de pantalla, algo indispensable para cuando por ejemplo quieres poder consultar la hora mientras estás en la playa o piscina, ya que debido a las gotas de agua y el movimiento la pantalla puede andar cambiando de forma un tanto aleatoria, también nos sirve para mantener pantalla activa durante 5 minutos, útil cuando estamos cronometrando algo, o esperando que suceda algo o alguien, traducido sería algo así como que comience un partido de fútbol o que nos pasen a recoger en coche, momentos en los que consultamos el reloj cada pocos segundos y donde nos puede molestar el tiempo de retraso de activación de la pantalla.

Si el movimiento que hacemos en la pantalla es de arriba hacia abajo te mostrará las notificaciones de los mensajes recibidos, en este sentido la versión de software actual la 4.1.20 tiene un bug ya que por ejemplo cuando escuchas un audio de WhatsApp en el móvil siempre te salta una alerta de «WhatsApp comprobando si hay mensajes nuevos»

En cuanto a los mensajes, los mismos se pueden previsualizar en la pequeña pantalla del Mi Watch, aunque tendrán fallos si estos incluyen elementos gráficos, como imágenes o vídeos, sí que es compatible con la mayoría de emojis. En los correos electrónicos sólo podrás ver el asunto, no el cuerpo del mensaje, por supuesto no podrá reproducir los mensajes de audio ya que el Mi Watch no dispone de reloj.

Los movimientos táctiles laterales sobre tu pantalla te llevarán a diferentes mediciones del reloj, estos sí que son configurables en posición, pero desde la app del móvil.

No me ha gustado el ritmo cardiaco ya que sólo te ofrece la media de pulsaciones y el valor de la última toma en formato numérico sin un electrocardiograma o gráfica de barras tal y como hacen otros smartwatch y que sirven para comprobar las pulsaciones ante un esfuerzo concreto.

El control de reproducción de la música del móvil funciona aunque no podrás por ejemplo subir y bajar el volumen de un altavoz externo donde el móvil esté realizando streaming, mediante Google Home o Chromecast por ejemplo.

¿Reloj o pulsera?

Es tal el pequeño tamaño del Mi Watch que uno puede considerar la vuelta hacia una pulsera para suplir las funcionalidades de un smartwatch, y es que la frontera entre uno y otros dispositivo queda muy diluida, tanto a nivel funcional como a presencia física.

Por un lado está el mencionado reducido tamaño de este smartwatch y por el otro el crecimiento en cuanto a tamaño en casi la mayoría de las pulseras.

En cuanto a sus funcionalidades, pues estas serán prácticamente las mismas, a excepción de que rara vez las pulseras incorporan GPS y claro, para la práctica de deporte eso será algo que se agradece, sobre todo si se trata de deportes en exteriores.