Robert Capa, el fotógrafo del instante

Muerte de un soldado republicano, por Robert Capa

Robert Capa nace en Budapest en 1913 bajo el nombre de André Friedmann y muere en 1954 en Vietnam a causa de un accidente mortal.

Se inició en la fotografía de forma totalmente autodidacta. Después de estudiar ciencias políticas en Berlín pasa a trabajar como técnico de laboratorio fotográfico en la editorial Ullstein y en la agencia de noticias DEPHOT.

Posteriormente se hace fotógrafo independiente, colaborando como corresponsal gráfico durante la Segunda Guerra Mundial para la revista Life. En 1947 se convierte en miembro fundador de la prestigiosa agencia Magnum, junto a su amigo Henri Cartier-Bresson y otros fotógrafos reconocidos.

La importancia del “instante”

Muerte de un soldado republicano fue la fotografía con la que se dio a conocer internacionalmente. Esta instantánea captada en el preciso instante en que un soldado acaba desplomándose al recibir un balazo, alcanzó la fama por la inmediatez con la que se mostraba la muerte tan cercana. El instante de la muerte, registrado por la cámara, fascinó a la prensa y al público en general.

La importancia o repercusión que tuvo esta fotografía mostraron a este fotógrafo los pasos a seguir en sus trabajos futuros. Capa comprendió que el halo o misterio de la foto, su impacto en el observador, es mayor cuanto más directamente se ve forzado a afrontar lo que ocurre.

El reportaje fotográfico busca provocar un efecto, algo que no puede conseguirse desde una distancia segura. Por ello mismo, el fotógrafo debe situarse en el centro de la acción si pretende conseguir imágenes impactantes.

 


Por otro lado, Robert Capa fue un maestro del reportaje fotográfico porque supo convertir una imagen de guerra, llena de violencia y sufrimiento, en un testimonio gráfico de denuncia.

Capa pretendía delatar con sus fotografías tomadas en zonas de guerra, la injusticia y la opresión que se ejercían en estos lugares mostrándolas tal cual, con el fin de interpelar la conciencia humana.

Precio: EUR 18,95
Precio recomendado: EUR 19,95
Debido a ello, y fiel a una de sus máximas, “si tus fotografías no son lo bastante buenas es que no estás lo bastante cerca”, tuvo la desgracia de estar lo suficientemente cerca, hecho que le costó la vida en 1954 mientras trabajaba como corresponsal gráfico en la guerra de Vietnam.