Café Tapa i Apat en el barrio de Gràcia

Hoy os traigo una breve reseña de un extraño lugar, extraño porque es de los únicos locales donde un simple, pequeño e insignificante donut cuesta más que un tierno y sabroso bocadillo de jamón ibérico.

Porque un bocadillo con un tamaño mediano, en flauta de crujiente pan rústico de no menos 30 cm. de longitud no puede valer 1,30 euros impuestos incluidos. Cuando un donut cuesta 1,50 euros.

Creemos que o bien se han vuelto locos en el Café Restaurant Tapa i Apat (traducido del català vendría a ser algo así como  Tapas i comidas) ubicado  en el barcelonés barrio de Gràcia, o quizá si no están locos sea tan sólo una eficaz estrategia de marketing para darse a conocer.

Nótese que de ser esa su intención, lo han conseguido, de lo contrario ni yo estaría escribiendo esta reseña ni ninguno de nuestros agraciados lectores me estarían leyendo.

Como decía el refrán… A buen precio, buen bocata, o no era del todo así 😉

 

El bocadillo que me zampé, hermano gemelo del la foto, era uno de esos con sal, aceite y tomate restregado, el famoso “pà amb tomàquet” català. Confieso que estaba excelente, ni muy salado ni muy grasoso. Lo tomé acompañado de un cortado, del que debo destacar que el café estaba también bien infusionado, nada quemado, algo que no es todo lo habitual que uno desearía, contaba con cuerpo y sabor sin excesos.

Obviamente en el Café Tapa i Apat no sólo tienen a la venta bocatas de jamón ibérico, también los tienes de salchichón, de fuet, de queso, de atún, algún vegetal que vi, así como otras pastas y dulces de varios tipos además del donut que tomó mi acompañante, pero aquí el que manda, indiscutiblemente, es el bocadillo de jamón ibérico.

El servicio es raudo aún siendo un local grande, cuenta con no menos de 6 trabajadores que recorren el estrecho local aunque muy largo de arriba a bajo constantemente.

Esta vez no reparé a contar sillas ni mesas, como lo hago siempre, pues de hecho no tenía intención previa de escribir un artículo, fué la grata sorpresa de los bocadillos de jamón ibérico a 1,30 euros contrastado con el precio del sobrevalorado donut industrial la que me ha abocado a ello. No obstante y evaluado a posteriori creo que este local da para muchos comensales. Su ubicación es bastante céntrica al encontrarse al principio de la  calle Gran de Gràcia, un poco más arriba del  conocido mundialmente Passeig de Gràcia barcelonés.

Ofertas tienen muchas y la mayoría está bien visibles en la misma puerta del local, sin apenas decoro ni buen gusto pero desde luego con una tremenda eficacia.

Son muchos los que por tiempo se llevan la comida a casa o al trabajo, para ellos también tiene ofertas por 2,30 Eur tienes un gran bocadillo más bebida.

Además de este local ubicado en Gran de Gràcia, 44 tienes otro local de los mismos dueños o de la misma cadena todavía más al centro de la ciudad, en plenas Ramblas de Barcelona, concretamente ubicado en la Rambla de Santa Mónica número 15, aunque este último seguro que está a rebosar a cualquier hora, plagado de guiris.

Toma nota para tus desayunos en el centro de Barcelona.