Los grandes filósofos de la historia

Desde la redacción de tiroriro.com se ha decidido incluir una nueva sección dedicada a la Filosofía.

Pretendemos mostraros a los filósofos más relevantes de la historia de la humanidad desde una posición, digamos, un poco informal. Es decir, queremos hablaros de los filósofos, sus historias, sus biografías, y cómo no, también sobre sus filosofías. Pero, intentaremos que toda esta información se estructure de una manera ágil y fácil de entender para todos.

¡Ojo!, esta pretensión “informal” no está exenta de rigor; tened en cuenta que todo lo que expondremos estará basado en estudios documentados académicamente. Para conseguir este objetivo acudiremos a las fuentes originales, es decir, a las obras de los filósofos, aunque también utilizaremos material y referencias de profesionales expertos en la materia filosófica, ya saben, ésos que les gusta filosofar.

En los primeros artículos intentaremos mostrar las biografías de los diferentes filósofos que nos hemos propuesto estudiar. Por supuesto también hablaremos sobre los puntos centrales de las teorías filosóficas que cada uno de ellos plantea. Pero hemos pensado que iniciar la sección mediante biografías es interesante, porque en la mayoría de los casos, las vicisitudes que rodean la vida de estos personajes también son cruciales en el desarrollo de sus teorías (aunque esto no siempre sucede de esta manera tal y como comprobaréis más adelante).

También es cierto, que de momento tampoco tenemos una idea clara de cómo se irán estructurando dichos artículos. Supongo que con el “ir haciendo” construiremos el camino.

Y, sin más miramientos, abriremos la sección con uno de los grandes filósofos de la historia, conocido, sobre todo, por su gran vitalismo. Estamos hablando, cómo no, de Friedrich Wilhem Nietzsche, el cual, en uno de sus libros se describió de la siguiente manera: “Yo soy un filósofo discípulo de Dionisio, prefiriría ser un sátiro antes que un santo” (Ecce Homo).

Por cierto, mi nombre es Alexis, y seré el encargado de ir confeccionando estos escritos (también veréis mi nombre en la redacción de la mini-sección social (como así me gusta llamarla) )

Nietzsche, la vida de un gran filósofo

Friedrich Wilhem Nietzsche nació el 15 de octubre de 1844 en la ciudad alemana de Röcken (Sajonia). Era hijo y nieto de pastores luteranos por parte de ambas familias. A la edad de 5 años su padre murió a causa de lo que los médicos diagnosticaron como “debilitamiento cerebral”, por ese motivo se cree que la enfermedad mental de Nietzsche podría haber sido heredada (¡menuda herencia genética!).

Entre 1858 y 1864 estudió en una antigua escuela aristocrática de Turíngia con el objetivo de dedicarse a la teología, aunque finalmente acaba optando por la filología clásica, a pesar de la oposición familiar.

Gracias al talento innato que demuestra  en esta materia, Nietzsche consigue el soporte del conocido catedrático alemán Ritschl. Mediante el reconocimiento de Ritschl, Nietzsche consigue que le acepten unos brillantes trabajos académicos en forma de tesis doctoral. Es así como consigue convertirse en 1869, a la edad de 25 años, en profesor de la Universidad de Basilea.

En Basilea recibe las influencias del historiador Jacob Burckhardt, el teólogo Franz Overbeck, y además visita con regularidad a su nuevo amigo Wagner, al que conoció sólo un año antes. Cosima, la mujer de Wagner, se convertirá en su amor platónico, la cual Nietzsche bautizará con el nombre de “Ariadna”.

En 1870 participa como voluntario en la guerra franco-prusiana donde acaba enfermando de disentería (aunque hay algunas voces que también dicen que podía haberse contagiado por alguna enfermedad de transmisión sexual…) A partir de entonces, y debido a diversas reticencias contra el “espíritu” alemán de la época, Nietzsche tiende a distanciarse de todo lo que represente algo “alemán”. No se renueva el pasaporte y acaba viviendo prácticamente como un apátrida.

Cuando se reincorpora a la universidad comienza a distanciarse de la filología en favor de la filosofía. Es entonces cuando escribe “El origen de la tragedia a partir del espíritu de la música”, la cual se publicó en 1872. Una vez publicada esta obra no tuvo muy buena acogida en el ámbito académico de los filólogos, los cuales acabaron atacándole frontalmente. Sólo pudo contar con la ayuda de Wagner, el compositor, y de su amigo filólogo Eswin Rohde.

Entre el período de 1873-1876 publicó sus “Consideraciones intempestivas” (son cuatro textos críticos sobre la cultura europea contemporánea). En 1873 también escribió “Sobre verdad y mentira en sentido extramoral”, aunque esta obra sólo se publicó una vez Nietzsche falleció.

En 1879, a la edad de 35 años, Nietzsche se jubila anticipadamente y se retira de la universidad. Una de las prinicipales causas de su jubilación fue debida al debilitamiento de su salud. A partir de aquí, Nietzsche inicia una especie de vida errante a la búsqueda de climas más favorables para su salud.

En 1882 conoce a Lou von Salomé, joven aristócrata rusa de gran talento y carisma, de la cual acaba enamorándose pidiéndole al poco tiempo que se casara con él; aunque desgraciadamente ella rechazó el enlace, y éste fue otro duro golpe en la vida del gran filósofo.

La década de 1880 será la más productiva de Nietzsche; es una década donde escribe la mayoría de sus obras: “Aurora, pensamientos sobre la moral concebida como prejuicio” (1881), “Aurora” (1881), “La gaya ciencia” (1882-87), “Así habló Zaratustra” (1883-91), “Más allá del Bien y del Mal” (1886), “La genealogía de la moral” (1887), “El Anticristo” (1887-88), ” Ecce homo” (1988), “El crepúsculo de los ídolos. Cómo filosofar a golpes de martillo” (1988), “El caso Wagner” (1988).

En 1889 Nietzsche sufre un colapso en Turín, tras el cual lo ingresan en una clínica. Debido a la falta de noticias de Nietzsche, Overbeck se desplaza a Turín y averigua que está ingresado en esa clínica; cuando por fin lo encuentra, Nietzsche presenta síntomas de gran abatimiento. Overbeck decide ayudarlo pagando sus deudas y llevándoselo a una clínica de Basilea.

Mientras permanece ingresado en la clínica su madre se encarga de cuidarlo, aunque a veces también participa la hermana. En este último periodo de la enfermedad, Nietzsche empeora a causa de la demencia y de unas parálisis muy avanzadas, muriendo en 1900.

En 1982 comienza a publicarse la edición de sus “Obras completas”. Se sabe que la edición de estas obras estuvieron manipuladas por su hermana, Elisabeth, y de esta tergiversación de la obra de Nietzsche nació la imagen negativa de un Nietzsche racista y posteriormente nazi.

El corpus filosófico de Nietzsche está compuesto por los siguientes temas: Filosofía del martillo, Nihilismo, Transvaloración, Voluntad de poder, El superhombre, La moral de los esclavos y El eterno retorno.

Aunque, sobre todo, el “vitalismo” de Nietzsche es el rasgo que mejor define la filosofía de este genial filósofo. Más adelante tendremos la oportunidad de profundizar en su obra, y en algunos otros aspectos anecdóticos.