Presión de neumáticos

En la foto se ven muchas ruedas de coches formando un atractivo encuadre

Presión de neumáticos

Quizá ahora, tras esas merecidas vacaciones, pueda parecerte que ya no te hace falta controlar la presión de los neumáticos de tu coche o moto.

Pensarás algo parecido a un:

Total ya no voy a hacer un viaje largo hasta el próximo verano.

Pues bien, que sepas que esto no es así, bajo ninguna circunstancia, debes controlar la presión de los neumáticos durante todo el año, lo aconsejado es una vez al mes, pero si ni con ese consejo te animas a ello pues que sepas que quizá cuando es más importante revisar las presiones de los neumáticos es antes del comienzo del invierno, casi tanto como antes de marchar de vacaciones.

En el invierno es fundamental llevar las presiones correctas, piensa que es cuando más llueve y cuando el asfalto está más frío, y por ende el coche en esa temporada carecerá del mismo buen agarre al suelo que durante el verano.

Esa falta de agarre hará que en una posible frenada de emergencia el coche recorra unos metros más de lo que desearíamos, si a eso le sumas llevar una presión incorrecta, sumarás más metros y además podrás desestabilizar el coche en la frenada, por mucho que lleves ESP o control de estabilidad, una rueda con la presión más baja que el resto hará que el coche tienda a girar sobre ella, como si se tratase de la punta de un compás. A mayor velocidad mayores posibilidades de derrape y deslizamiento, aunque dispongas del mencionado ESP.

Así que veamos porqué nos es tan vital llevar la presión de los neumáticos de nuestros coches a la presión correcta indicada por el fabricante.

Desventajas por llevar la presión de los neumáticos del coche baja

Unas ruedas o neumáticos a la presión incorrecta te ofrecerán muchas desventajas, para empezar la por todos conocida inherente a la seguridad. Con una presión incorrecta el coche no tendrá el mismo agarre, sin agarre al alfasto podemos deslizar y salirno de la vía, impactando y teniendo o provocando un accidente.

Una presión en las ruedas más baja de la recomendada por el fabricante hará que el consumo de tu coche sea más elevado, al llevar menos presión aumenta la superficie en contacto con el asfalto y por ende la resistencia y dificultad a moverse del vehículo que hará que se incrementen dichos consumos.

Una presión de neumático baja hará que dicho neumático se desgaste de una forma prematura, teniéndolo que substituir antes que el resto, con el consiguiente gasto.

La presión más baja de un neumático hará que este se desgaste de forma irregular, siendo este aspecto algo muy perjudicial para la seguridad del vehículo, y sobretodo para los que viajan dentro, tu familia.

Una presión baja puede incidir en que pinches más de lo habitual, ya que con la presión baja ofreces una menor resistencia ante la penetración de tornillos, clavos y otros objetos punzantes que estén en la calzada.

Ventajas de revisar la presión de los neumáticos

Revisar la presión de los neumáticos de tu coche siempre hará que circules más seguro, incrementando el agarre de tu vehículo y la seguridad de tus ocupantes, muchas veces, tu familia.

Una presión correcta hará que la vida de tus neumáticos sea mayor, es decir que si antes las tenías que cambiar cada 20.000 o 30.000 kilómetros, por poner un ejemplo, con la presión de neumáticos correcta podrás circular posiblemente el doble de kilómetros antes de tener que cambiar los neumáticos. Y recuerda que cambiar los cuatro neumáticos no es nada barato y puede fastidiarte el mes.

Además durante el momento del inflado entras en contacto con una parte olvidada de tu coche, así que en esos momentos podrás comprobar visualmente el estado de los neumáticos, observando el dibujo y los avisadores de desgaste si tus neumáticos los lleva.

¿Qué son los avisadores de desgaste de un neumático?

Suelen ser unas piezas de plástico que el fabricante inserta en algunos de los surcos del dibujo de los neumáticos, el material es claramente más duro que el resto de la goma del neumático, puedes intentar clavar una uña a dicho avisador y al neumático para observar la diferencia de dureza, tienen forma de cuadradito y su tamaño es inferiores a 1 cm.

Esa «dureza» extra del avisador hará que cuando el neumático esté gastado y se llegue al mismo nivel del avisador entre en contacto con el suelo en cada giro del neumático, por lo que dicha rueda emitirá un ruido parecido a un  «clic    clic   clic »

Aunque dicho ruido será solo apreciable a muy baja velocidad, sin apenas ruido ambiental y con las ventanillas bajadas. Motivo por el que te invito mejor a que inspecciones el avisador manualmente, es decir que lo busques, lo encuentres y lo observes cada vez que compruebes la presión de los neumáticos, es decir una vez al mes.

Si está en línea con el resto del dibujo o le falta un milímetro escaso, corre a cambiarle los neumáticos al coche, de lo contrario si tuvieses que conducir en lluvia podrías patinar.

¿A que presión debo llevar los neumáticos de mi coche?

Pues a la que te indique en el fabricante, puedes revisarla en el manual, quizá este te indique dos posibles presiones, o más, si son dos tipos de presión para tus mismos neumáticos quizá sea porque te indica una presión para una carga baja, de dos ocupantes, es decir piloto y copiloto, y otra para cuando vas a plena carga, cinco personas en el coche más su correspondiente equipaje.

En los casos que el fabricante indique más de dos presiones, ves con mayor atención, ya que probablemente se refiera a varios modelos de coche o motorizaciones, y deberás de fijarte en los apartados o columnas que correspondan a tu modelo exacto.

Por si no lo sabías, los vehículos diésel y los turboalimentados suelen pesar más en su parte delantera, los motores son algo más complejos, incluyen un mayor número de piezas, como el turbocompresor y por eso pesan más que el mismo modelo en gasolina, por ello a veces necesitan algo más de presión los turbo diésel que los de gasolina. En todo caso hablo de 0,1-0,2 bares más de presión

¿Dónde está especificada la presión de los neumáticos de mi coche?

Pues como ya hemos mencionado anteriormente, en el manual del mismo. Quizá el problema es que ya ni te acuerdas de donde lo tienes, está en casa, o si compraste el coche de segunda mano el vendedor ni te lo entregó.

Para estos casos de no disponer del manual original te recomiendo que lo busques a través de Internet, suele ser tan sencillo como realizar una búsqueda en Google del tipo:

manual Fiat 500 español pdf

Y en nada podrás disfrutar de él en tu móvil, para ello, una vez descargado envíatelo a ti mismo por e-mail y procede a grabarlo en tu Google Drive.

Pero bueno… no sólo de manuales vive el hombre, también es habitual que muchos fabricantes coloquen un adhesivo con las presiones correctas del coche en el marco lateral o inferior de la puerta delantera izquierda, es decir, en la puerta del piloto. Seguro que ni te has fijado… ese suele ser un lugar que ni nos paramos a limpiar.

Por último, puedes buscar directamente la presión en una tabla de presiones de neumáticos.

¿Cómo mido la presión de los neumáticos del coche?

Esta es desde luego una de las preguntas más recurrentes que se suelen hacer, que si con el vehículo en marcha, que si parado, la verdad es que da un poco igual que el coche esté parado o no, pero por seguridad y medio-ambiente mejor pararlo, ya que vamos a tardar en comprobar las presiones no menos de 10 minutos, recuerda que son cinco ruedas y no cuatro… la de recambio también cuenta.

Lo que si que es vital es que las ruedas estén frías, es decir que el coche no haya rodado muchos kilómetros, por eso siempre va bien tener localizada una gasolinera cercana a tu hogar que disponga de máquina de inflado de ruedas.

Si has tenido que conducir durante 10 kilómetros o más hasta llegar donde vas a comprobar las presiones, deberías esperarte a que las ruedas se enfríen, con 10 o 15 minutos de espera sería suficientes, así que aprovecha para poner gasolina antes, limpiar los cristales o tomarte un café en la cafetería de la gasolinera.

Transcurridos esos 15 minutos tras haber circulado, la medida de presión será mucho más fiable.

¿Cuánto debo de inflar de más si las ruedas están calientes?

Si no puedes parar ese tiempo de 10 o 15 minutos, porque tienes prisa, vas al trabajo y las ruedas están bastante calientes, el error será de aproximadamente 0,3 bar, por lo que deberás inflarlas 0,3 bar por encima de lo que el fabricante te preescribe, en el manual, o en el adhesivo de presiones.

Si bien ese sobre inflado no es algo del todo preciso puede que no le haga falto tanto, o al contrario, por haber frenado más de la cuenta, cosa que hace que se caliente el aire interior del neumático aún más, quizá necesites 0,4 o 05 bar.

¿Dónde o con que inflo las ruedas de mi coche?

Puedes hacerlo en una gasolinera, depende de que gasolinera eso puede suponer un coste, así que prepara un par de monedas de euro para poder inflar tus neumáticos.

Si bien te recomiendo que localices alguna gasolinera cerca de casa de esas que lo ofrecen como un servicio gratuito, si ya lo has hecho te habrás dado cuenta que algunas incluso ya no tienen la máquina para inflar las ruedas. Para mi un error, y es que esto debería ser normativa obligada, algo así que anteponer por ley que si tienes una estación de servicio deberías tener una máquina de inflado de neumáticos, y además esta debería ser totalmente gratis. Es un tema de seguridad.

Es importante que siempre controles la presión en la misma gasolinera y no cada vez en una diferente, ya que esa será la única forma de que detectes variaciones sin error, si hace un mes comprobé en el mismo inflador y obtuve 2 bar, y ahora estoy en 1.6 bar eso es que la rueda pierde y que posiblemente esté pinchada o pierda por la propia válvula de inflado, así que a observarla hasta dar con el problema.

Existen manómetros, que es como se dice a la máquina de comprobar las presiones de los neumáticos,  a la venta y que por muy poco, no llegan a 10 euros, puedes llevar en el coche, algunos son digitales y permiten tomar la presión de un neumático en cuestión de segundos, si bien dichos manómetros no permiten inflarla, sólo comprobar la presión.

Para inflarla por ti mismo necesitarás un compresor de neumáticos, tampoco es que sean caros, yo he conseguido alguno por menos de 30 euros y funcionan de fábula, los conectas a la toma de mechero del coche y te permiten inflar a la presión correcta, eso sí, esta operación si que hay que hacerla con el motor en marcha, a ralentí, ya que de lo contrario podrías merendarte la batería del coche, y eso amigo, tampoco es lo que buscamos.

¿Es recomendable utilizar nitrógeno para inflar los neumáticos?

No, desde luego que no, algunos talleres ofrecen esta opción, inflar tus ruedas con este gas, pero esto, por mucho que nos lo quieran vender, no sirve para nada o para casi nada.

Esto es algo que quizá noten los pilotos de alta competición y tan sólo en circuito, circulando a tope y donde una milésima cuenta, nosotros no vamos a notar nada, bueno sí, notaremos el coste extra de inflar las ruedas con nitrógeno en nuestros bolsillos.

Además piensa que en el momento que quieres comprobar la presión, esto es, o debería de ser, por lo menos una vez al mes, si lo haces en una gasolinera, con tan sólo comprobar perderás un poco de aire, y claro ahí no tendrás nitrógeno que insuflar a tus neumáticos, así que lo poco o nada que supuestamente te estaba aportando el nitrógeno dejará de hacerlo al mezclarse con el oxígeno normal con el que las inflamos. No te gastes la pasta en eso.

Bueno, pues eso, ¡a comprobar las presiones del coche!

No te pierdas: