Restaurant El Revolt en Sant Quirze Safaja

El restaurante El Revolt es un restaurante de montaña de aquellos que se autodenominan, y con razón “de comida casera”, además tienen almuerzos de tenedor, la comida es realmente buena y además se trata de un restaurante que destaca por su entorno,  sobretodo las carreteras que te llevan hasta el y que en primavera encontrarás verdes y frondosas. Son carreteras de curvas, estrechas, sin marcaje para dos carriles aunque son carreteras de ambas direcciones, el restaurante El Revolt tiene un recinto fuera del local principal con no menos de cinco caballos incluso pudimos ver un pequeño potro que no debería tener más de dos meses de edad.

En su interior tienes dos salas comedor, y en el exterior una terraza donde podrás comer y un gran aparcamiento.

En este restaurante llamado El Revolt encontrarás una variada oferta culinaria ya que pone a tu disposición un menú de entre semana, pero ojo, sólo de miércoles a viernes, descansan dos días seguidos el precio… pues la verdad es que muy contenido, ya que tan sólo te costará 10 euros con bebida incluida.

El fin de semana no hay menú, deberás optar por su carta en la que cuenta con más de 25 postres artesanos, además los fines de semana este lugar es muy frecuentado por ciclistas y motoristas donde puedes disfrutar de un completo almuerzo de los de tipo tenedor (esmorçars de forquilla) por 8 euros hasta las 11:45H, eso sí sólo los sábados y los domingos.

¿Quieres conocer su menú de entre semana? Sigue leyendo.

Un fin de semana, que llegamos pasada la hora del almuerzo, tuvimos que optar por un bocadillo, nos sirvieron un bocadillo de jamón en pan de torrada y con pan tomate, la verdad es que estaba muy bueno, también nos ofrecieron probar de forma totalmente gratuita una pequeña cazuelita con su “cap i pota” riquísima, tanto que nos animamos a subir entre semana para probar ese menú a tan buen precio.

El menú de 10 euros es muy completo ya que como te he comentado anteriormente incluye: la bebida, el café no, pero la selección de platos, incluídos aquellos platos a la brasa, era desde luego que saciante, si bien hechamos en falta al pescado, tan sólo carne como opciones para el plato principal es quizá un fallo que deberían resolver, no obstante y como a nosotros nos gusta la carne pedimos… bueno mejor empezamos por el primero no?

En el menú nos daban a escoger entre:

  • Macarrones con bechamel
  • Canelones de la casa
  • Estofado de lentejas con costilla de cerdo y chorizo
  • Ensalada con anchoas y huevo duro
  • Espárragos verdes a la brasa

Optamos por los espárragos verdes, los de la foto que encabeza este artículo. Unos espárragos de buena longitud y sección, estaban francamente muy jugosos, a diferencia de otros que he probado en restaurantes incluso de mayor prestigio y fama, estos conservaban todo el jugo en el interior.

Resultaron excelentes de sabor y con el punto perfecto de brasa, además que por cantidad la ración era muy correcta, tan sólo y quizá la salsa romesco que nos ofrecieron no estaba a la altura del plato, que era mucha.

 

Para el plato principal las opciones eran, como bien verás, de lo más carnivoro:

  • Cordero al horno
  • Croquetas de asado
  • Churrasco de ternera a la brasa
  • Libritos de lomo rellenos de sobrasada y queso
  • Pollo a la brasa
  • Lomo a la brasa

Optamos muy sabiamente por el churrasco de ternera, nos lo sirvieron acompañados de patatas fritas.

Que contarte de este churrasco, de dos piezas, generoso en tamaño, cocinado con sal gruesa y con un punto de brasa perfecto, por cierto no me preguntaron si lo quería hecho, poco hecho… pero el resultado era perfecto. Sabroso, muy sabroso. Las patatas también, aunque congeladas, bien fritas, nada que ver en sabor ni textura con otros lugares.

Llegamos al postre donde las opciones también nos hacía dudar y al final optamos por un requesón con miel y nueces que aunque la ración era algo justa disfrutaba y disfrutamos de un gran sabor.

El servicio es muy atento y correcto si bien la cocina se toma su tiempo, no en exceso pero las esperas desde que pides hasta que eres servido o entre platos pueden superar esos 10 minutos que para mi serian la franja máxima. Si bien esto lo señalo como punto negativo no es ni mucho menos algo excesivo y no por ello voy a dejar de recomendar a todos este restaurante de montaña.

En otro orden de cosas, no culinarias te contaré que se encuentra algo escondido, para llegar a él puedes hacerlo utilizando la carretera que va desde Sant Feliu de Codina hasta Castellterçol.

Toma nota:

Ctra. de Centelles, s/n 08189 Sant Quirze Safaja

Tel: 93 866 08 43

Enlace a Google Maps: https://goo.gl/maps/3LB46VqmRyx