Viajar con Airbnb

Ahora que Airbnb actualiza sus condiciones de uso, a través de los Términos de Servicio, los Términos de Pago de Servicio y su Política de Privacidad, hemos pensado que podríamos presentarte algo así como un pequeño resumen sobre el funcionamiento de esta interesante plataforma de viaje y entretenimiento.

Así que, en Viajar con Airbnb hablaremos básicamente de aquellos aspectos que afectan principalmente al usuario/cliente de Airbnb, es decir, el Huésped -tal y como lo nombra la propia Airbnb-, y también os hablaremos sobre el Anfitrión (la persona que alquila su alojamiento).

Piensa que si tú perteneces al colectivo de los anfitriones, es decir, de los que alquila su casa, seguramente harás todo lo posible para leerte las nuevas condiciones que la empresa Airbnb te habrá notificado; entre otras cosas, porque tú, como Anfitrión, necesitas estar enterado “on time”, o, dicho de otra manera, en todo momento, de las últimas actualizaciones.

Sin embargo, si tú eres de los que perteneces al colectivo de los huéspedes, es decir, los usuarios de los servicios que te ofrece Airbnb, entonces te recomiendo que te mires este post, porque de esa manera “irás a la última”.

Pensad que las nuevas condiciones de Airbnb que afectan a los Términos de Servicio y los Términos de Pago del Servicio entrarán en funcionamiento a partir del 27 de junio de 2018; mientras que la Política de Privacidad se pondrá en marcha a partir del 25 de mayo de 2018.

Por cierto, si te interesa tener un poco más de información sobre Airbnb, pero además quieres compararla con otra plataforma potente de viajes como es Booking, mírate el artículo: Vacaciones con Airbnb o Booking que publicamos hace un tiempo.

¿Cómo funciona Airbnb?

Vamos a ver, para empezar iremos desglosando de una forma muy sencilla los términos que caracterizan esta plataforma. En otras palabras, os explicaremos un poco cómo funciona Airbnb, los aspectos más prácticos y fundamentales que necesitaréis saber.

¿Cómo me registro?

Para empezar, si quieres ser un usuario Airbnb primero tendrás que registrarte creando una cuenta, de esa manera te convertirás en un miembro. Solo tendrás que introducir un correo electrónico con su contraseña correspondiente. También podrás registrarte utilizando Facebook o Google (cuenta SNS).

Una vez registrado tendrás dos posibilidades: una, podrás convertirte en un Anfitrión, es decir, podrás alquilar tu casa o piso, en ese caso deberás rellenar más datos y aceptar más cosas; segunda, convertirte en un Huésped, es decir, serás un miembro que utilizarás los servicios que te ofrezca el anfitrión.

Realizado este primer paso es el momento de navegar por la web de Airbnb y escoger el servicio que más te interese. Podrás reservar alojamientos en cualquier parte del mundo, además de otros tipos de servicios como son las Experiencias, los Eventos y demás servicios que puede ofrecerte el anfitrión.

¿Cómo hago una reserva?

Cuando has escogido el/los alojamiento/s tendrás entonces que reservarlos. ¿Cómo lo haces?, pues rellenando un pequeño formulario que enviarás al anfitrión del alojamiento seleccionado.

Piensa que el anfitrión o propietario del piso primero tiene que aceptarte como huésped antes de verificar tu reserva. El anfitrión querrá saber un poco de ti, quién eres, si irás a su casa de vacaciones o por negocios…, además podrá consultar algunos comentarios previos sobre tí si has viajado antes con Airbnb.

Forma de pago con Airbnb

Una vez obtenida la reserva del alojamiento se formalizará el pago de la misma. En cuanto a la forma de pago verás que ésta puede cambiar, y es que a veces se indica el precio con las palabras “a partir de…”: aquí se debe diferenciar si se trata de, primero, temporada alta, baja o media;  segundo, si están incluidas las tarifas de servicio (limpieza o gestión) en el precio final.

En el momento de la confirmación de la reserva por parte del anfitrión, Airbnb cobrará todas las tarifas. Puede darse el caso que, según el tipo de reserva, Airbnb permita que las pagues a plazos.

Por otro lado, también existe la opción de hacer un pago de reservas grupal. Es decir, se puede realizar un servicio de pago en grupo entre varios usuarios, lo único que se pedirá es que cada uno de los co-pagadores tenga una cuenta creada en Airbnb.

En definitiva, antes de confirmar el pago con tu tarjeta de crédito, VISA, o similares, asegúrate de cuál será el importe final que estarás pagando. Además, deberás tener en cuenta que si luego necesitas modificar o cancelar alguna reserva se aplicará la política de cancelación que el anfitrión haya elegido. Este aspecto puede influir en el abono de la reserva.

¿Cómo puedo modificar o cancelar una reserva?

Pues, a ver, el huésped, es decir, tú, tienes la opción de cancelar o modificar cualquier reserva que hayas confirmado. Eso sí, piensa que las cancelaciones que hagas estarán sujetas a las políticas de cancelación del anuncio, es decir, las políticas de cancelación que el anfitrión habrá escogido aplicar sobre su alojamiento.

Una vez cancelada la reserva, Airbnb te reembolsará las tarifas que correspondan según la política de cancelación.

Del mismo modo, si quien cancela una reserva es el anfitrión/propietario del alojamiento por un motivo imprevisto, Airbnb te reembolsará la totalidad de tu reserva. Además, si por casualidad tienes otras reservas hechas, Airbnb te permitirá utilizar ese reembolso para descontártelo de tus otras reservas.

¿En qué consisten las políticas de cancelación?

Las políticas de cancelación consisten, o, están sujetas a los criterios que previamente haya escogido el anfitrión. Airbnb permite que los anfitriones seleccionen unas políticas determinadas en función de sus necesidades.

Las políticas de cancelación se dividen en tres: Flexible, Moderada y Estricta. Aunque ésta última se subdivide en: superestricta de 30 días, superestricta de 60 días o estancia larga.

Cuando es Flexible te harán un reembolso completo dentro de un periodo limitado: si cancelas la reserva al menos 24 horas antes de la hora local de entrada; pero si cancelas con menos de 24 horas de antelación no se te reembolsará el importe de la primera noche o sí, por el contrario, dejas el alojamiento antes de tiempo, se te reembolsarán las tarifas de alojamiento de las noches no disfrutadas 24 horas después de la cancelación oficial.

Cuando es Moderada te harán un reembolso completo dentro de un periodo limitado: si cancelas la reserva al menos cinco días antes de la hora local de entrada; pero si cancelas con menos de cinco días de antelación, no se te reembolsará la primera noche, y además se pagará solo el 50% de la tarifa del resto de noches restantes o, si decides dejar el alojamiento antes de tiempo, entonces se te reembolsará el 50% de los días no disfrutados a partir de las 24 horas de la cancelación.

Cuando la política de cancelación es Estricta, existe una excepción que se le llama Estricta pero dentro de un “periodo de gracia”.

Si es Estricta con “periodo de gracia”, se reembolsa la totalidad si la cancelación se produce dentro de las 48 horas siguientes a la reserva, pero además al menos 14 días antes del día y la hora local de llegada al alojamiento. Además, si cancelas con menos de siete días de antelación o decides irte antes de que finalice el plazo de reserva, no se te reembolsará nada.

Cuando es Estricta te harán un reembolso del 50% si cancelas antes de una semana. Es decir, deberás avisar de la cancelación con siete días de pre-aviso antes de la hora local de llegada. Del mismo modo, al igual que sucede con la cancelación Estricta con “periodo de gracia”, si decides cancelar con menos de siete días de antelación, no se te reembolsará la totalidad de la reserva. Y, si decides irte antes de lo previsto, lo mismo, nada de nada.

Por otro lado, debes saber que en los tres tipos de cancelaciones, Flexible, Moderada o Estricta, además se reembolsará los siguientes servicios: la tarifa de la limpieza si se cancela la reserva antes de la llegada y la tarifa del servicio de Airbnb. Lo único que esta última responde a unas condiciones: primero, solo se reembolsará este servicio hasta un máximo de tres veces al año si realizas la cancelación en un plazo de 48 horas desde el momento de la reserva.

¿Qué son las valoraciones y las evaluaciones?

Pues las valoraciones y las evaluaciones corren a cargo tanto de los huéspedes como de los anfitriones. Son comentarios efectuados por ambas partes sobre las experiencias de cada uno de ellos visto desde posiciones distintas.

Las evaluaciones que hacen cada uno de ellos son públicas y sirven como referencias tanto para posibles huéspedes que visitarán los mismos alojamientos, como para los anfitriones de alojamientos distintos. Además, se podrán realizar también valoraciones de uno y otro (anfitrión y huésped o a la inversa) en forma de número de estrellas

Resumiendo

Para poder viajar con Airbnb, primero habrás tenido que registrarte en su plataforma creando una cuenta con un correo electrónico y una contraseña.

Una vez finalizado el registro, formarás parte del colectivo Airbnb mediante la categoría de huésped.

Será entonces el momento de navegar por la web y escoger el/los alojamiento/s que desees. Una vez seleccionados estos, tendrás que formalizar la reserva enviando un email al anfitrión/propietario del alojamiento.

Cuando el anfitrión aprueba tu solicitud se formalizará la reserva del alojamiento y entonces Airbnb realizará el cobro del mismo mediante tarjeta bancaria. Ojo, el pago lo harás con anterioridad a la estancia.

Si por casualidad se produce alguna cancelación tanto por tu parte como por parte del anfitrión, se te reembolsará el importe abonado siguiendo la política de cancelación que el anfitrión haya seleccionado en el anuncio del alojamiento que tú elegiste. Si la cancelación se produce por parte de Airbnb te reembolsarán la totalidad del pago.

Y, ya por último, una vez agotada tu estancia en el lugar que has escogido, tanto tú como el anfitrión podréis haceros valoraciones y evaluaciones mutuas. Piensa que este tipo de comentarios son muy prácticos porque sirven de referencia al resto de usuarios.

Además, por otro lado, hacer este feedback puede ser positivo, si todo ha estado bien, o negativo, si la experiencia no ha sido del todo satisfactoria. De esa manera el resto de miembros del colectivo Airbnb obtendrán más ítems a la hora de reservar sus alojamientos.

Pues resumiendo, esto es todo, amig@s. En un próximo artículo explicaremos qué son las Experiencias, los Eventos, y demás Servicios Airbnb.