Las mejores promesas para el Año Nuevo 2019

Las mejores promesas para el Año Nuevo 2019
4.7 (94.29%) 7 votos

Fuegos artificiales con el número 2019 en dorado
Las mejores promesas para el Año Nuevo 2019

Si me permites, quería preguntarte una cosa, espero no ser demasiado directa, perooo… por casualidad, ¿has conseguido cumplir las promesas que te hiciste el año pasado? ¿Recuerdas que estuvimos hablando de ello justo hace un año? ¿Sí?, fue en el artículo “Año nuevo, promesas nuevas”.

¿No? ¿Qué no te acuerdas? No pasa nada. Básicamente lo que dijimos es lo siguiente: parece ser qué, con la llegada del año nuevo se hace casi obligado, como si fuera un imperativo categórico (a la manera de Kant) el hacernos y, -sobre todo, cumplirlas-, promesas nuevas con las que inaugurar el nuevo año.

Año tras año sucede lo mismo. Desde el primer día que estrenamos el año venimos repitiendo, como si de un mantra se tratara, que esta vez sí, esta vez conseguiremos llevar a cabo todo aquello que nos hemos propuesto. Esta vez sí: dejaremos de fumar, iniciaremos un nueva dieta, nos apuntaremos al gimnasio y, sobre todo, iremos de vez en cuando, aunque sea una vez por semana. 😉

¿Verdad?, cada año intentamos convencernos a nosotros mismos y, además seriamente, sobre la posibilidad de llevarlos a cabo, quiero decir de, conseguir esos propósitos, los de las mejores promesas para el Año Nuevo 2019, como si de verdad fuéramos a cumplirlos. Aunque, por otro lado, tampoco estoy mintiendo del todo. Estoy segura que la mayoría de nosotros empezamos de buena voluntad algunos de esos deseos, ¿no?

Lo que ocurre es que el año es muy largo (y cansino, a veces) y tanto los buenos deseos como los propósitos de Año Nuevo, se van diluyendo poco a poco hasta que acaban por desvanecerse como si de una bruma ligera se tratara… 🙂

Consejos para dejar de fumar

Pero, no pasa nada. Si lo que realmente te sucede es que no te acuerdas de las promesas que hiciste al principio de Año Nuevo porque tu memoria es algo “olvidadiza” y necesita de un pequeño empujón, pues no te preocupes, porque aquí estamos nosotros para echarte una mano.

¿Qué quieres saber cómo dejar de fumar?, pues mírate los libros que te mostramos a continuación y ya está. Ahí está todo lo que necesitas para empezar con energía el año nuevo.

Consejos para empezar una dieta

Si no sabes cómo empezar una dieta nueva porque te han hablado de un sinfín de fórmulas mágicas que te aseguran que perderás lo indecible, lo mejor sería que, primero, investigaras un poco por tu propia cuenta sobre cuáles son las propiedades y beneficios de los diferentes productos alimenticios que existen y, de esa manera, te harás una idea del tipo de dieta que puedes iniciar.

Te aconsejamos que eches un vistazo a los siguientes libros, quizás puedan ayudarte a conseguir tus propósitos de Año Nuevo.

Consejos para mantenerte en línea

¿Qué resulta que lo tuyo es hacer gimnasia desde tu propio hogar o al aire libre sin necesidad de apuntarte a ningún gimnasio?, pues en este caso, lo que realmente necesitas es comprarte algunos de los productos de fitness que te presentamos a continuación.

Consejos para relajarse

Aunque, por otro lado, si lo que tú prefieres es mantenerte, no en línea sino relejado, te aconsejamos que, entonces, no te compres productos de fitness o similares, sino que escojas otros que consigan llevarte al estado de relajación que estás buscando, como por ejemplo:

Conclusión

En definitiva, si os dais cuenta, después de hacer una lectura rápida de lo que hemos comentado anteriormente, parece que conseguir aquellos deseos o propósitos que nos hemos marcado al inicio de Año Nuevo puede resultar una tarea bastante factible.

Es muy bonito y fácil aconsejar sobre cuáles son los mejores métodos para dejar de fumar o hacer dieta o realizar ejercicio. Con decir que existen una serie de libros o productos especiales para llevar a cabo lo que nos hemos propuesto es suficiente, pero,  realmente sabemos que no es así.

El hecho de tener recursos “materiales” para obtener nuestros deseos de Año Nuevo, de nada sirven si nos falta o nos falla nuestra voluntad; esa envidiable fuerza que nos impulsa a movernos por el mundo. Reconocemos que llevar a cabo y, además, conseguir esos objetivos que nos hemos propuesto es una tarea realmente difícil y muy loable.

Por ese motivo, os animamos a que, independientemente consigáis o no realizar vuestras promesas y deseos de Año Nuevo, al menos lo intentéis. Que no se diga que no hubo una voluntad férrea desde un inicio. ¿Qué luego resulta que no somos capaces de llegar a la meta? Pues no hay problema, se intenta en otra ocasión y, ¡ya está! ¡Fácil! ¿No? ¡Pues venga! 🙂