Portada » Tecnología » Prueba tableta Chuwi HiPad XPro

Prueba tableta Chuwi HiPad XPro

Prueba tableta Chuwi HiPad XPro

La tableta Chuwi Hipad XPro es una gran tableta por su precio, aunque tiene algunos peros o fallitos debido a la capa de software que utiliza, que es algo justita.

El fabricante chino Chuwi es desde luego un ejemplo a seguir por el resto de fabricantes, un compromiso constante entre precio y calidad, donde afortunadamente para los usuarios la calidad es superior al precio.

En cuanto al desempeño, sin ser la bomba, podrá con todo multitarea, navegación con muchas pestañas abiertas, música, vídeos de YouTube, streaming de cualquier plataforma, juegos, aunque no con toda la calidad esperada, algo de emulación, hasta PS1, todo eso sin desfallecer, para ello cuenta con una memoria RAM de 6 Gb y procesador de 8 núcleos Unisoc T616.

La capacidad de almacenamiento está genial, 128 Gb a Android le sientan genial, además, para lo que se la quieran llevar de viaje repleta de juegos, películas, series y música tiene slot de tarjeta microSD con capacidad de hasta 1Tb

Estética y acabados de la Chuwi HiPad XPro

Marcos delgados, quizá no como en las fotos de Amazon o AliExpress ya que los chicos de Chuwi y en general todo vendedor de tabletas chinas son muy dados al retoque de estas cosas, munimozando marcos hasta lo increíble, tabletas que una vez en mano nada tienen que envidiar con otras tabletas de más alta gama.

image 24
Marcos bastante finos y buena resolución y tactibilidad de la pantalla.

No es el caso extremo en esta Chuwi, cuyos marcos son realmente delgados.

Los acabados son excelentes, para el hardware ya que viene muy bien armada, pero un punto deficientes para la capa UI de Android que está poco depurada, ella misma se cree que es un teléfono en lugar de una tableta si atendemos a los menús o acciones en plan «Reiniciar el teléfono».

Se que eso es una chorrada, no funcional, pero si es un acabado cutre.

Respecto al hardware, externamente todo raya un buen nivel, excelente tacto de la carcasa, que no se calienta, sensaciones bastante premium de los materiales.

Es muy pero que muy fina y sólo pesa escasos 500 gramos.

image 25
Una tableta muy fina y con excelentes acabados

Aunque para la calidad que entregan las dos cámaras traseras bien podrían haberlas integrado en la carcasa, no se entiene el prominente bulto para tan escasa calidad de la cámara.

Siendo tiquismiquis pues también se hecha en falta un tratamiento antioléico tanto en su pantalla como en su carcasa, y es que es fácil que esta se llene de multitud de marcas de nuestros dedos.

Obviamente no es un iPad o un Galaxy Tab de nueva generación, pero oye, ni tan mal, y es que la calidad general de la tableta y su aspecto y tacto es buenísima, más aún si no pierdes la referencia de precio, en oferta entre los 139 y los 150 euros.

La pantalla de la tableta Chuwi

image 30
Marcos reducidos y excelente reproducción del color

Resolución fullHD+ para un tamaño de 10,51 pulgadas, es decir, que tiene esos 120 píxeles más en su horizontal para llegar a los 1920 x 1200 píxeles, lo que supone una densidad de 215 puntos por pulgada.

Los colores se ven muy bien, aunque tiene una serie de controles en la configuración donde permite hacer algunas cosas con la pantalla, supuestas e interesantes mejoras que luego lo que hacen es empeorar la imagen y ofrecer unos cambios de tono cuando no toca, así que mejor dejarlos activados todos.

Sin ellos activados y con nuestros habituales vídeos para la prueba de la pantalla decir que la calidad de imagen resulta increíble, teniendo siempre como referencia el económico precio de esta tableta.

image 29
La pantalla, sus marcos y la cámara frontal

Quizá peca en los negros que no son puros ni de lejo, dejando un halo grisáceo que en imágenes oscuras puede llegar a molestar.

En cuanto a su tactibilidad, excelente, lo que no es compatible con lápices digitales, o al menos no con el que dispongo, se trata de un lápiz compatible con Surface que tras la muerte de la misma, ahora utilizo en mi Asus Vivobook Flip para dibujar

El sonido de la tableta

image 28
Lo mejor de esta tableta son sus 4 altavoces, suena de miedo

El sonido es de lo mejorcito que he escuchado en dispositivos portátiles, dios, esto te lo llevas de viaje y además de auriculares, no necesitas mucho más.

Quizá serán los 4 altavoces o la disposición de los mismos no se, pero está claro que en un producto para el disfrute de contenidos multimedia, como es una tableta, el sonido es fundamental y el de esta tableta es soberbio. A ver si todos los fabricantes deciden hacer algo si no igual, que más o menos ande a la altura.

Si tienes un portátil, me da igual el que sea, excepto un portátil de Apple, esta tableta se lo como sonoramente con patatas.

La cámaras

image 27
Las cámaras traseras

Malas, a rabiar, todas, como desgraciadamente es de costumbre en tablets chinas, estoy de acuerdo que una tableta no es para hacer fotos, vale, pues no pongais cámaras traseras, o de ponerlas que no destaquen tanto, hasta el punto de comprometer la comodidad de uso y ergonomía incorporando semejante «isla» «bulto» o se quiera llamar.

Cámaras traseras de la HiPad XPro

Tiene dos cámaras una principal con 13 Megapíxeles y la otra de 8 Mpe, pero creo que ambas están de adorno, su resolución es en teoría de 4160 x 3120 px, aunque luego las fotos son pésimas, al menos en interiores, también tiene flash.

Cámara para videoconferencias de la tableta

La cámara delantera, la de los selfies, utilizada más que nada para videoconferencias… no es la peor que he visto, se salva.

Aunque es claramente justa, pero vale, tiene un pase para hacer videoconferencias donde no busques una excesiva calidad.

En lo que falla, es en la posibilidad que te ofrece la tableta para desbloquear la tableta, me refiero a utilizar dicha cámara para el desbloqueo facial, no da.

Me habrá funcionado en dos o menos ocasiones de cada diez intentos, lo que hace que al final recurras al típico desbloqueo por PIN, ya que no dispone de lector de huellas u otras formas de desbloqueo seguras.

Puesta en marcha de la tableta Chuwi

La puesta en marcha la hice tal y como el asistente de Android 12 me sugirió tras el arranque, esto es, conectando un cable al puerto USB tipo C contra mi vieja tableta Samsung que también dispone de ese mismo puerto.

A partir de ahí deberás introducir la clave o PIN en la tableta en la original, aceptar en ambas el proceso de copia, decidir que vas a copiar y comenzará un proceso que no conlleva mucho tiempo.

Este reducido tiempo tiene truco, ya que una vez termina la copia en la tableta nueva, la Chuwi, esta todavía deberá descargar las app instaladas en la vieja, es decir, las app no las copia, si no que obtiene datos de usuario, configuraciones y una lista de las apps instaladas y procede a descargarlas de la Play Store.

Rendimiento de la HiPad XPro

Su procesador Unisoc T616 dispone de 8 núcleos en total, siendo dos núcleos ARM Cortex-A75 de alto rendimiento, corriendo a 2 Ghz y 6 núcleos de eficiencia energética del tipo Cortex-A55 a 1,8Ghz. Su gráfica es una Mali G57

La tableta ofrece un uso diario ejemplar para el consumo de noticias, el consumo de multimedia, para escuchar música, ver YouTube y plataformas de streaming siendo además apta para su uso con videojuegos.

A nivel de productividad, navegación, edición de textos entre otras y teniendo presente que es una tableta y no un portátil sorprende para bien, apenas se encalla aunque tengas cuarenta pestañas abiertas en el navegador, y otras apps corriendo de fondo.

Prueba de juegos

Empezamos por el final, por un resumen, la tableta funciona bien para juegos, aunque no permite en ciertos juegos disfrutarlos con calidad nativa.

En juegos con una gran carga gráfica tridimensional debes bajar los settings bastante para conseguir jugar de una forma fluida.

Incluso con alguno de ellos esta se debe bajar hasta la calidad más baja, esto es debido a que si bien el procesador es muy resultón, su gráfica, una ARM Mali-G57 se queda corta para la resolución de la pantalla fullHD.

Call of Duty Mobile

Me he permitido jugar una partida a Call of Duty Mobile mientras se descarga e instalaba las apps que iba a utilizar para esta prueba, y la tableta ha podido, lo cual es de por sí prometedor, eso sí, la calidad de imagen gráfica estaba en baja.

Cuando acabé todo el setup de aplicaciones y tras reiniciar la tableta para que esta se refrescase volví a probar y la mejora, sin estar instalando nada y sólo con Call of Duty Mobile abierta, no era apreciable, el juego funcionaba de forma más que decente, eso sí, sólo esa configuración gráfica en baja.

Shadow Fight

Excelente comportamiento para este juego de lucha, sin tener que settear nada el juego lo movía en resolución nativa con una calidad impresionante, ágil, responsivo y tremendamente divertido.

Probé con el mismo resultado tanto la versión 3 como la 4 del mismo videojuego.

Genshin Impact

Por defecto jugaremos a una resolución baja, que podemos subir a media y mantener los FPS, aunque para ello deberás acabar seteando todo el resto de opciones en baja, como sombras, efectos visuales, calidad de efectos, difuminación de movimiento, dejando activado el antialiasing en TAA y bajando la densidad de personas visibles en el juego, así como suprimiendo todos los efectos multiusuario.

Jugable, pero con una calidad quizá no del todo aceptable.

Real Racing 3

Con el videojuego de coches de carrera por excelencia para Android también he tenido una muy buena experiencia. Se nota fluido y con una resolución nativa full HD.

Visto lo que me había pasado con COD y Genshin no me esperaba este buen rendimiento en RR3.

Emulación de consolas en la tableta Chuwi

Entrando en el apartado de la emulación y teniendo presente su potente procesador T616 la verdad es que da para bastante, puede emular infinidad de sistemas.

Aunque queda lejos de lo que había leído o visto por ahí, que dicen que puede con PS2, no, la emulación de PS2 es únicamente posible para un grupo de juegos muy reducidos, precisamente no he podido jugar decentemente a ninguno de los que se consideran must have de la consola de Sony, me refiero a Black, Call of Duty PS2, Gran Turismo 3 o God of War.

Por supuesto, las máquinas de 8 y 16 bits que puedan estar por debajo de la Play 2 en cuanto a requisitos de potencia serán emuladas de forma perfecta y es que en el aspecto de la emulación se le puede sacar un excelente partido a esta tableta, mejorando las capacidades de consolas dedicadas como las clásicas Anbernic, Retroid y Powkiddy, tanto por potencia como por pantalla, que en el caso de la tableta es mucho mayor y por ende disfrutable.

Claro que para ello deberás tener y enlazar un mando por bluetooth o mediante cable USB con el correspondiente adaptador o concentrador de puertos ya que la entrada que dispone la tableta es una única USB de tipo C.

Calentamiento

La tableta no se calienta casi nada, cierto es que esta prueba la hice a finales de abril, cuando el calor todavía no aprieta de lo lindo, pero pinta muy bien.

He realizado pruebas de temperatura instalando apps e incluso jugando, y bueno en casos de mucha actividad si que se nota algo de temperatura en la carcasa cuando llevas un par de horas de pantalla encendida, aunque por ejemplo, jugando sólo sucede únicamente si el juego es muy exigente, o si estás instalando y desinstalando apps cuando existe un tiempo muy largo de pantalla encendida.

Este aumento de temperatura con la pantalla encendida e instalando nos ha pasado por ejemplo en Genshin Impact durante el proceso de descarga de los 20 Gb pertinentes del juego el cual ha tenido la pantalla encendida algo más de media hora.

En el uso diario, navegación por Internet, gestión del correo electrónico, visionado de vídeos en YouTube, películas o series en streaming, etc, la tableta ni se ha inmutado en el plano térmico.

Conectividad de la HiPad XPro

image 26
Puerto USB tipo C para carga, altavoz, slot para tarjetas SIMs, micrófono, botón de encendido y volumen

La WIFI que incorpora la HiPad XPro, una 802.11 a/b/g/n/ac es francamente rápida, descarga juegos y parches de gran tamaño, como los de Real Racing 3, de más de 800 Mb. en cuestión de un par de minutos.

Bluetooth en versión 5.0 que permite utilizar hasta tres dispositivos simultáneos.

LTE dual SIM, con una bandejita compatible con dos Nano Sim o una Nano Sim y una microSD

Tiene GPS y A-GPS para el posicionamiento, compatible con Glonass, Beidou, Vibra y RSS.

USB tipo C 3.0, creo que sin soporte OTC ya que aunque detecte las tarejtas, falla al abrir pendrives con la app incluida Gestor de Archivos.

Micro SD con soporte de tarjetas de hasta 1 Tb.

Batería y autonomía

La HiPad XPro cuenta con una batería de nada más y nada menos que 7.000 mAh, la cual es grande, pero hay que tener en cuenta que su pantalla también lo es y este es el componente que más consume en un dispositivo, total que al final su autonomía no es excesiva aunque tampoco mala.

Tal como me llegó estaba con la batería cargada, algo poco común, y más que esta no se hubiese drenado algo por el simple hecho de estar almacenada. Esto me sacó una sonrisa.

Esto fue alrededor de las 18:00, comencé con los procesos de copia de mi vieja tableta, y luego con la descarga e instalación de 92 aplicaciones, total, que a las 21:00 que me puse a cenar dejé la tableta en el despacho con un 52% de carga, y sin conectarla a corriente y no la volví a coger hasta las 08:00 de la mañana del día siguiente, momento en el que comprobé que todo estaba en su sitio, ya instalidito y que a la batería le quedaba todavía un 29% de batería.

En los sucesivos días que tuve la tableta al final con las constantes pruebas, debía cargarla una vez al día, si no la sometiese ha pruebas y le diese un uso normal de una hora diara, mientras desayuno para leer las noticias, y tras cenar para ver alguna serie, seguro que la tableta rinde para 4 o 5 días sin cargas de por medio.

Sistema operativo y capa

Aunque parece que no hay capa, existe pero esta es inapreciable, se trata de un Android 12 que peca de soso y aburrido además de en algunos puntos ciertamente confuso.

Para empezar la propia tableta tiene más personalidad de teléfono que de tableta, o al menos eso es lo que se cree que es el propio sistema, un teléfono.

Solo dispones de dos temas, claro y oscuro, no puedes cambiar colores, solo dispones de dos fondos preinstalados.

La pantalla de inicio de la tableta se muestra con el añejo sistema de cajón de aplicaciones aunque uno luego puede descubrir como salir de él para mostrar todas las apps en el escritorio, pero ahí se inicia lo confuso del tema, y es que no es fácil dar con la forma a la primera ya que no tiene opción directa alguna en la configuración de la tableta para ello.

Deberás hacerlo desde el escritorio, haciendo un clic largo sobre él.

Más de lo mismo para cambiar el fondo de pantalla, donde debes de hacerlo desde el escritorio con una presión larga allá donde no hay iconos, no teniendo en la configuración del sistema una carpeta de «Personalización» o cambiar fondo.

Conseguir colocar dos apps simultáneas en la pantalla es difícil, nada intuitivo, debes dejar presionado el icono de la app que quieres ubicar a la izquierda en la vista de las tareas abiertas hasta que aparezca un menú donde dice «Pantalla dividida»

La vista de tareas abiertas y cambio de tarea tampoco es la mejor, en ella una única app ocupa casi toda la pantalla en lugar de aprovechar el tamaño de la tableta para mostrar al menos tres o cuatro app más y poder cambiar de tareas de forma más rápida, sin tener que hacer desplazamiento lateral con el dedo hasta llegar a la app en cuestión.

Y es que la usabilidad de la tableta con Android 12 a pelo y esta capa es mala si no te conformas tal cual, es aburrida porque es sobria y para colmo dispone de pocas opciones de personalización u opciones poco accesibles.

Se hechan claramente en falta:

Desbloqueos «soft» tanto por doble toque en pantalla y/o por levantar la tableta de su posición. Hay que desbloquear siempre con el botón de encendido.

Sobre seguridad, dispone de PIN y también de desbloqueo facial, aunque únicamente funciona en condiciones de excelente luz, la baja calidad de las cámaras no ayuda.

No dispone de captura de pantalla por software, hay que hacer siempre el incómodo combo de botón de encendido + subir volumen

Control de volumen por software, hay que recurrir siempre a los botones de volumen, aunque después del primer toque de botón, si eres rápido puedes ir hacia la iconografía de volumen que aparece durante unos segundos en pantalla y modificarlo desde ahí.

En el desbloqueo de la tableta y la captura se utiliza el botón de encendido, para el volumen y las capturas los botones físicos, en suma demasiadas veces al no existir opción por software, como si que tienen otras tabletas.

Al final esto repercutirá en que dichos botones sufran un desgaste prematuro y dejen de funcionar, dejando la tableta inservible.

No todo es malo, ya que al ser una capa light rinde bien y no comete excesos de bloatware, aunque cosas como YouTube Kids no se puede desinstalar.