Prueba de Surface Go 2

Prueba de Surface Go 2

Hace ya algún tiempo probamos en tiroriro.com la Surface Go en su primera versión, la verdad es que quedamos encantados.

Hoy, probamos la Surface Go 2, en su configuración más básica.

El modelo que utiliza el procesador Intel Pentium Gold 4425Y con 4 GB RAM y 64 GB de disco eMMC.

Quieres saber si ¿puede ser el ordenador portátil que tanto quieres? Si la Surface Go 2 te va resultar suficientemente potente para reemplazar tu viejo portátil.

Nosotros te lo contamos.

Escenario pruebas de Surface Go 2

La Surface Go 2 la hemos estado probando durante no menos de tres días.

Te preguntarás para qué la hemos estado probando, o mejor dicho con qué tipo de tareas hemos probado la Surface Go 2.

Pues bien, en mi caso he estado probando la Surface Go 2 como ordenador principal. Esto es, para redactar artículos para tiroriro.com, también he avanzado el diseño de un logotipo que había creado en otro PC bajo Inkscape.

Mi trabajo fundamental ha sido el redacción de artículos. Habitualmente utilizo el navegador Google Chrome, en el que rara vez tengo abiertas menos de 12 pestañas. Además suelo andar con Firefox abierto desde donde tengo acceso a otras cuatro o cinco pestañas además de alguna sesión oculta abierta.

Obviamente de vez en cuando lanzo la aplicación de «Recorte de pantalla» para realizar capturas que ilustren los artículos. Eventualmente abro GiMP para retocar dichas imágenes, sobretodo cuando las mismas son realizadas por mi cámara, es decir, mi móvil.

Además y como no podía ser de otra manera también teníamos la app de Spotify sonando a todas horas en nuestro Surface Go2.

Para este tipo de trabajo el rendimiento de la Surface Go 2 sorprende. Rindiendo igual que otros equipos de potencia similar que tenemos en la oficina. Los ordenadores chinos Chuwi que también equipan 4 Gb de memoria RAM y un procesador más o menos similar. Un Intel Celeron N4100 en lugar del Pentium Gold que equipa.

Sensaciones de calidad

Sensaciones de máxima calidad premium

Este tablet con Windows de Microsoft es premium y eso es algo que se nota con sólo sostenerlo unos segundos en las manos.

La Surface Go 2 cuenta con unos marcos bastante reducidos, casi como los de un iPad Pro de última generación. Es cierto que aún le queda algo de «margen» de mejora en este aspecto, nunca mejor dicho.

Los materiales son de primera, metálicos, esa aleación de magnesio que tanto nos gusta y que pesa tan poco.

Su sistema de apoyo, con la trasera articulable, permite una inclinación increíble. Esta inclinación irá muy bien en las sesiones de dibujo artístico que podremos realizar con su lápiz

Hablando de su lápiz, la mejora con modelos anteriores es notable. Todo el sistema se complementa mejor con el uso del pen. Si utilizamos la aplicación Whiteboard que Microsoft incluye para hacer esbozos y dibujos disfrutaremos de lo lindo pero son apps limitadas.

Para extraer todo el partido del lápiz podremos descargar aplicaciones de la Microsoft Store. Tales como Autodesk Sketch o la propia Recorte y Boceto de Windows, realmente la tienda oficial está bastante nutrida en este aspecto.

Comentar en este punto ,que también hemos probado la Surface Go 2 con un lápiz que pertenece a una Surface 3 Pro y ha funcionado sin problema alguno.

Otra nota alta es para el sonido, que sin ser extraordinariamente alto si que tiene una muy buena calidad. La Surface Go 2 consigue unos bajos sin distorsión e inesperado para un equipo tan delgado

El reconocimiento facial, que nos brinda Windows Hello es desde luego un gran añadido de calidad. Si bien, no acaba de funcionar del todo bien bajo condiciones de escasa luz.

Lo que no se entiende, es el uso de ese Windows capado que les ha dado por llamar Windows S. Y que es lo primero que deberás eliminar en este tablet, algo que no estará al alcance de todos.

Debes hacerlo desde la parte de Activación de Windows, en el menú de configuración, para que luego este te abra la Microsoft Store y te diga que en el próximo reinicio ya tendrás un Windows completo.

Sensaciones de potencia

Potencia de la Surface Go 2

La verdad, la Surface Go 2 sorprende por lo pequeñita que es, lo fina y lo que es capaz de hacer. Pero no hay que dejar lugar a engaño, esta versión con el Pentium Gold y 4G es habitual que se quede algo corta en cuanto a almacenamiento y potencia. Si no al principio con alguna actualización gorda del sistema puede que te quedes sin espacio para poderla realizar.

Puedes sufrir de algunos parones ocasionales. Aunque no tan poco frecuentes como uno querría.

Es habitual que con el PC ejecutando varias tareas, como LibreOffice o el Microsoft Office oficial, Spotify y el navegador; al cambiar de pestaña en el navegador, la misma se presente totalmente en blanco y debas esperar a que el sistema recupere la información del disco eMMC, que es algo lento, para repintar la información. Algo que llevará entre medio y un segundo. Algo, que sin ser desesperante acaba resultando molesto.

Obviamente esto es debido a esos escasos 4Gb de memoria RAM que tiene esta versión de la Surface Go 2. Y que por tanto creo que no te pasaría si o bien tienes una versión superior o tienes pocas aplicaciones y pestañas abiertas en el navegador.

Si embargo bajo un uso real, acabas abriendo pestañas y casi siempre te acabará pasando.

Además su procesador Pentium adolece también de poca potencia y por eso se toma su tiempo en repintar la pantalla.

Creo que en el modelo superior, que dobla la memoria RAM, su procesador es un Intel Core m3 y el disco pasa a ser un SSD NVMe en lugar de un eMMC, la cosa deberá mejorar bastante. Aunque a tenor de algunas pruebas sintéticas, los conocidos benchmark, te diría que el incremento de prestaciones es menos de lo esperado.

Son suficientes 64 Gb para Windows

No, a menos que utilices poco el Surface Go 2. Piensa que en este modelo de 64 Gb te quedan unas 25 Gb libres tras actualizar Windows 10. Y eso es justo antes de instalar programas, total que en mis pruebas me llegaron a quedar unos escasísimos 7 Gb para datos.

Con ese espacio libre, olvídate de llevar grabadas películas o series en tu Surface Go 2 para cuando viajas.

Quizá pienses que con 128 Gb tendrás más que suficiente, no te diré que no, pero tampoco es una capacidad muy grande, mi móvil tiene esa capacidad.

Creo que un PC siempre debería ser algo más potente que un teléfono móvil que llevas en un bolsillo y por tanto diría que a partir de 256 Gb está bien, menos, peligro.

Sensaciones de movilidad

La Surface Go 2 es muy ligera y portátil

Fantástica y no tan fantástica, y por varias razones. Su autonomía según Microsoft es de unas 10 horas de uso, no me lo creo. Si bien, bajo mi experiencia su autonomía será bastante inferior. Podríamos ubicarla entre las 5 y las 6 h bajo una carga de trabajo habitual, como la comentada en el escenario de la prueba.

Luego está el consumo en reposo, es decir, qué pasa si no apagamos la tablet y la dejamos por ejemplo 24 horas sin utilizarla en stand-by. Esta prueba a mi me sirve mucho para saber si un portátil me va a servir o no, pues no siempre te acuerdas de tener cargado el portátil antes de salir de casa y claro si se descarga en reposo en poco tiempo ufff.

En la prueba de consumo en stand-by dejo la Surface Go 2 con una batería del 55%. Transcurridas 24H con la Surface Go 2 en stand-by me marcaba 50% por lo que es fácil estimar que puede aguantar tranquilamente unos 15-20 días estando con el sistema en stand-by.

La siguiente razón de peso para comprar una Surface Go 2, nunca mejor dicho es su ligereza. Si no vas a escribir con ella más que cuatro cosas podrás prescindir del teclado y llevarás contigo únicamente 544 gr. de peso. Ahora dime tú que portátiles con un sistema operativo completo, que no te limite en tu trabajo consigue ese peso pluma.

Incluso si precisas de teclado, como es mi caso, sumando tablet y el teclado oficial de Microsoft, que son 400 gr. tendrás 950 gramos más o menos de peso total. No existe por este precio ningún ordenador mínimamente capaz que no llegue al kilo de peso.

Su rival en cuanto a movilidad, además del iPad, que no es un ordenador totalmente capaz, sería un ordenador LG Gram. Un portátil que se queda en los 999 gr de peso para un equipo con una pantalla de 14″ y un procesador bastante más capaz que el que equipa la versión básica de la Surface Go 2. Sin embargo, el LG Gram cuesta el doble que esta Surface Go 2.

Por último comentar que la movilidad de la Surface Go 2 movilidad no resulta tan fantástica por dos simples motivos:

El primero, inherente a su sistema de apoyo, que hará que no se muestre del todo estable en terrenos no firmes, como pueden ser nuestras piernas, por ejemplo, si vas en metro al trabajo o al instituto la deberás llevar sujeta por una o ambas manos, olvídate de apoyarla sobre tus piernas.

El segundo motivo, la Surface Go 2 quedará penalizada por la única presencia de un puerto USB de tipo C. Que ya me dirás tú quién tiene en el trabajo dispositivos que se conecten por ese puerto, tales como discos externos, pendrives, monitores, etc. Deberás acarrear siempre con un adaptador de puertos.

Ergonomía de la Surface Go 2

Bueno, este es un punto flojo aunque no necesariamente lo será para todo el mundo. Me explico, si pretendes estar trabajando durante muchas horas con la Surface Go 2 en su posición natural, es decir, como si este fuese un portátil, sufrirás de cervicales.

Esto es así en cualquier equipo pequeño, nos obliga a bajar mucho la vista a tener el cuello enfocado hacia abajo, sacando papada.

Claro que siempre puedes montártelo un poco mejor, por ejemplo elevando la pantalla con algún soporte, o simplemente colocando unos libros gordos bajo su base para tratar de elevarlo.

Aunque la mejor opción sería utilizar su único puerto disponible, un USB Type-C para conectar la Surface Go a un monitor externo y a un teclado y ratón externo. De forma que trabajes con el monitor, como si la Surface Go 2 fuese un ordenador de escritorio.

Los rivales de la Surface Go 2

Pues los ya comentados anteriormente, los LG Gram y los Macbook y MacBook Air, el resto de ordenadores.

Quizá lo justo hubiese sido probar la Surface Go 2 que sigue a este modelo, la que incorpora los anhelados 8 Gb de RAM y el procesador Intel m3, sí. Pero entonces el precio ya estaría demasiado cercano al de los portátiles LG Gram y MacBook, con lo que sería más cuestionable su compra.

A estos deberíamos sumarles el iPad, pero claro, depende de que iPad, si este es PRO por ejemplo, el precio sería superior. Además con un iPad no podremos trabajar del todo cómodo debido a las limitaciones a las que nos somete su fabricante Apple.

Puede que tu seas más de Android y que pienses que un buen tablet Android puedes competir con la Surface Go 2, porque para empezar, Android es mucho más abierto que iOS el sistema de los iPad.

Sobre el papel sí, debería, pero luego su escasa adaptación a lápices digitales, de la que sólo disfrutan y parcialmente los tablets Samsung, sumados a la incompatibilidad con algunos teclados bluetooth en español, y sobretodo por su precario manejo de pantalla en modo horizontal, lo apartan de ser un digno rival de la Surface Go.

En estos aspectos donde Android falla es evidente que Apple lo ha trabajado más a fondo y probablemente sea el iPad un mejor rival para la Surface Go 2

Comprar o no la Surface Go 2

Depende, si la vas a utilizar a diario y moverte mucho agradecerás su portabilidad, su bajo peso. Pero si tan sólo la vas a mover ocasionalmente te recomendaría un portátil algo más potente.

Este modelo en concreto se puede quedar corto muy pronto, en escaso un año en cuanto a capacidad de almacenamiento y potencia del procesador.

Comprar un modelo superior puede representar un incremento de precio bastante acusado. Esta Surface Go 2 básica la he llegado a ver a 350 euros, un precio que no está nada mal, pero al que siempre deberás sumar el teclado sí o sí, y este cuesta unos 100 euros. Y aún nos faltarán los 70 del lápiz digital.

El resto de modelos de la Surface Go se va por encima de los 500 euros, por lo que fácilmente estaremos hablando de un conjunto de 700 euros. Por ese precio tienes ultraportátiles, que pesarán sobore los 1,5Kg y con una mayor potencia que el procesador Intel m3.

Claro que si la vas a comparar con un portátil piensa que la Surface Go 2 te aporta cosas que estos dos portátiles no tienen, la pantalla táctil que puedes sustituir a un tablet y la posibilidad de uso del lápiz.

Lo que créeme estos son dos accesorios que no dejan de ser algo más que curiosidades, en la vida real, poco o nada vamos a anotar a mano alzada en las pantallas.

Quizá por tu trabajo o costumbres pienses que sí, que le vas a dar mucho uso como tablet. Por ejemplo para leer prensa o navegar mientras desayunas cada día. O que vas a dibujar y bocetear mucho con tu tablet Microsoft Surfdace Go 2, si ese fuese el caso, pues entonces sí que la Go 2 sea una buena opción de compra, de lo contrario, ummm.

No te pierdas los siguientes artículos de tiroriro