Las mejores bravas de Barcelona

Las mejores bravas de Barcelona
4.7 (93.39%) 369 votos

Las mejores patatas bravas de Barcelona

Se que escribiendo este artículo sobre cuáles son las mejores patatas bravas de Barcelona realmente me estoy adentrando en un pantanoso terreno, en este país, donde abundan los autodenominados “braveros de pro”, como el personajillo que firma estas líneas, Eso de decir que si estas bravas son mejores que aquellas otras normalmente levanta toda una controversia entre los reunidos en cualquier bareto, restaurante o lugar de encuentro y es que con tan solo aventurarte a afirmar que esta o aquella tapa de patatas bravas es la mejor de tu ciudad el debate estará servido.

Más aún cuando, como es el caso, en la ciudad condal, en la gran urbe de Barcelona, hay como mínimo dos corrientes braviles bien diferenciadas, las ancestralmente conocidas patatas bravas del Tomás de Sarrià y las bravas de La Esquinica de Fabra i Puig, otro bareto de tapeo que también tiene solera, aunque por motivos ajenos a ellos, tuvieron que cambiarse de local y el recito no es desde luego tan auténtico como el Bar Tomás.

Entre ambas tapas de bravas que claramente son “de diferentes escuelas gastronómicas” hay además otra gran amalgama de tipos de bravas, cada una con sus sabores, sus tipos de corte de las patatas, así como otras tantas variedades de salsas bravas, una variada oferta gastronómica que recorren la ciudad prácticamente de extremo a extremo y donde la tapa de patatas bravas es la tapa por excelencia, a la que prácticamente se le rinde culto.

Si bien es cierto, que en esta ciudad de Barcelona, muchos bares de tapas solucionan la tapa estrella de la forma “más fácil para ellos” y con ende con frecuente desacierto, bares de zonas ubicadas por el centro, el puerto y que son territorio internacional por la gran afluencia de turistas que pululan por allí y que todo a que decirlo, deberan comer mal o falta en sus casas porque se contentan con nada, ya que esos bares del centro no suelen ofrecer una buena calidad y ni mucho menos precio. Esto lo dice uno al que le han llegado a intentar colar patatas fritas congeladas como patatas bravas… eso sí, la salsa, de bote, picaba horrores… pero eso amigo restaurador… no son bravas, llamar a eso bravas es una estafa.

Pero veamos, veamos, cuales son las mejores patatas bravas de Barcelona

¿Cómo deben ser las patatas bravas?

En la foto las deliciosas patatas bravas que preparan en el Louise Se Va
Las bravas del Louise Se Va

Antes de entrar en materia vamos a poner sobre la mesa, o mejor dicho, sobre el artículo, unos cuantos concepto, porque a veces uno debe explicarse con un mínimo rigor, más aún cuando se trata de un tema de tan vital importancia, como lo son el designio de las mejores patatas bravas de la ciudad.

Así que para empezar, lo primero es que no deben ser congeladas, la bravas deben ser patatas naturales, cortadas a mano y momentos antes de hacerlas. En muchos bares ya las encontrarás hechas en a barra, en una bandeja y se limitan a coger tu ración, calentarlas en el microondas y echarles la salsa por encima… huye de esos bares, aléjate de esas bravas, probablemente estén resecas, re-cocinadas con aceite más que refrito, una bomba de colesterol que además de dañina para tu salud tendrá un sabor pésimo, por no decir algo rancio.

¿Tienen que ser patatas peladas o se aceptan patatas con piel?

Ya se que el concepto “brava” o “bravo” denota bravura y con ello falta de finura, pero en este caso las bravas, las buenas patatas bravas serán siempre servidas sin piel.

Por ello deberemos ubicar en otra lista esas “pseudo bravas” que sirven en lugares de comida rápida y que de hecho suelen llamar, patatas campestres, rupestres o como les plazca, pero patatas bravas no.

¿Debe picar la salsa de las patatas bravas?

Por supuesto, una salsa brava debe picar. No hará falta que te haga sacar fuego de la boca, no, pero un puntito picante debería estar siempre presente.

La verdad es que a poco ajo que lleve ese picante ya lo tendrás asegurado.

¿Aceptamos mayonesa con pimentón como salsa?

Desde luego que no, la mayonesa es una salsa que sirve para otras muchas cosas pero no puede servir bajo ninguna circunstancia como salsa brava, aunque la cabreen añadiéndole picante.

La mahonesa en sí no lleva ajo y por tanto no es brava, así que la salsa deberá ser una salsa de ajo.

Sobre salsa para bravas hay a montones, desde las típicas industriales de los conocidos fabricantes de ketchup y mostaza a algunas industriales de menor escala, y que ojo… yo he probado alguna de estas últimas y me han sorprendido gratamente por disfrutar de un gran sabor.

¿La salsa rosa desmerece unas patatas bravas?

Las bravas de La Taberna Can Maynou en Cardedeu

Totalmente. La salsa rosa está bien para los calamares rebozados, los cócteles de gambas de esos raros que se servían antiguamente en bodas y quizá para otras muchas cosas, pero a las patatas bravas jamás debería echarle semejante menjunje.

Repito, la salsa brava debe llevar ajo, sí o sí, y si lleva ración doble pues mejor.

¿Se pueden recalentar las patatas bravas?

Hombre… no, no! no! y no! por favor!

Aunque… vale… quizá se pueda… pero depende si están hechas hace muy poquito tiempo y también dependerá de los precios y la categoría del bar de tapas en el que estés. Algunas veces, ciertos baretos tiran de patatas ya hechas, que van sacando bajo una mínima programación cada cierto tiempo, las dejan protegidas tras una vitrina de barra de bar, y al pedirlas simplemente les dan un golpe de calor con el micro.

También creo que si te van a soplar 5 euros o más por un plato de patatas bravas, más les vale que estén recién hechas porque ante tan alto precio ya les da para hacerlas al momento. Pero claro si son bravas por 2,50 eur, pues tampoco es para pedir mucha mucha perfección y rigor, ¿no?

Así que sobre esto de recalentar…. no se… cada uno que piense lo que quiera… también de la pinta que tenga el bar, pero como ya he comentado antes… como “bravero de pro” yo huiría de ese bar.

Ya sabemos como deben ser las patatas bravas ahora queremos saber donde están las mejores de Barcelona

Bueno… he dado vueltas y más vueltas con este arrebato de verborrea para intentar alejarme de la respuesta, evitar “mojarme” en esa salsa brava así que te podría decir… que porqué no sigues el blog y por ti mismo visitas todos los bares que recomendamos en él… y bueno con eso quedaría como un señor… como un señor cobarde… ¿Verdad?

Algunos que me conocen podrían pensar que las mejores bravas de Barcelona para mi son las del Bar Tomás de Sarriá, del que tenemos un artículo que puedes leer justo aquí: El Bar Tomás de Sarriá pero no… quizá las bravas que sorprenden del Louise Se Va de Horta no? y del que también tenemos otro artículo por aquí: El Louise Se Va o las del Bar Delicias quizá?

No, no no y no… redoble de tambores… pues ahí va… las mejores bravas de Barcelona son…. tachán ta-ta-tachán… las de La Esquinica… SÍ, en mayúsculas y sin duda alguna. Son  caras pues la ración es rácana y pequeña, pero son buenas, muy buenas, buenísimas… me encantan, sueño con ellas, son las mejores bravas del universo mundial.